miércoles, abril 30, 2008

Pajares detenido

Andrés Pajares ha protagonizado un nuevo episodio surrealista que, si no fuera por la gravedad del caso, podría pertenecer a 'Todos al suelo', una de las incontables películas en las que trabajó desde los setenta. Con 68 años, el actor se encuentra en un momento de profunda crisis personal y profesional que parece no tener fin. En repetidas ocasiones se ha mostrado irascible y particularmente irritado ante la prensa, pero esta vez ha montado un numerito en un lugar privado, un despacho de abogados que no salían de su asombro cuando el cómico les amenazó con una pistola de juguete y un spray antiviolador. No pedía nada en tan delirante escena, tal vez sólo llamar la atención.


Pajares fue detenido en la tarde de ayer y está a la espera de pasar a disposición judicial, acusado de un delito de amenazas, según fuentes de la Jefatura Superior de Policía. Todo ocurrió a las 12.45 horas en el bufete de abogados que lleva sus temas fiscales, situado en la calle Rafael Salgado de Madrid. Entró visiblemente acalorado y sacó una pistola simulada que, al parecer, era de plástico. Con ella amenazó a una empleada. Camuflado bajo unas gafas, una gorra y un falso bigote, sacó el spray antiviolador y roció con él a una de las personas que se encontraban en esas dependencias. Miembros del despacho alertaron a la Policía, que se presentó en el lugar y detuvo al artista. Algunos testimonios indican que el intérprete agredió a la esposa de uno de los socios y que una ambulancia del Samur tuvo que atender a tres heridos de pequeñas contusiones por agresión.

No es la primera vez que el cómico aparece en público visiblemente alterado. Lleva años embarcado en un cruce de delicadas acusaciones entre sus ex mujeres e hijos, ventiladas en distintos espacios 'rosas' de la televisión. Pajares acudió hace una semana al programa de Antena 3 'Dónde estás corazón', donde sus manifestaciones resultaban tan incongruentes como estrambóticas. No decía nada lógico, y se pasó las dos horas preguntando a sus interlocutores acerca de sus costumbres sexuales.

El humorista protagonizó junto a Fernando Esteso un buen surtido de 'españoladas'; un tiempo más tarde ganó un Goya por la cinta de Carlos Saura '¿Ay, Carmela!'. Este año celebraba sus bodas de oro sobre los escenarios con el espectáculo 'A mi manera... de hacer', que sólo se mantuvo unas semanas en el teatro Arlequín de Madrid. Poco después de suspender las representaciones, ingresaba en el centro sanitario Fundación Jiménez Díaz, tras protagonizar un altercado en el hotel donde se hospedaba. Y salió casi peor que entró, echando pestes del hospital.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...