lunes, abril 14, 2008

Sobre Eukalsex 2008 II

Nadie se priva de mirar o grabar el lujurioso espectáculo. Taparse los ojos es toda una osadía en Euskalsex, donde hay codazos por acercarse a la actriz porno de turno. El II Salón Internacional Erótico de Euskadi no está hecho para vergonzosos. Su lema es explícito -'Si te gusta el sexo, éste es tu sitio'- y los feligreses de la industria pornográfica acuden en tromba a la llamada del festival. Saben que su gozo no caerá en un pozo. Dicen los promotores que quieren «romper con los tabúes» y qué mejor forma de hacerlo que dar rienda suelta a la sensualidad. Tras una exitosa primera edición en el bilbaíno pabellón de La Casilla, el parque comercial Megapark da cobijo este fin de semana al osado certamen. 'Shows' lésbicos, copulaciones en vivo, vibradores, lencería erótica... El edén del placer adulto apura ya sus últimas horas en Barakaldo.

Mientras los vizcaínos de a pie cargan con las bolsas de la compra, Dunia Montenegro disfruta de su oficio a apenas unos metros. Se declara «bisexual y ninfómana». Y, aunque se depile hasta el último recoveco del cuerpo, tiene por costumbre no cortarse ni un pelo. Suena la música, sale al escenario y los 'flashes' no paran de saltar. Es el espectáculo inaugural. La artista luce lencería roja que, sin duda, resalta su tez morena. Pronto se quita toda la ropa y comienza a jugar con el vibrador. El alcalde baracaldés, el socialista Tontxu Rodríguez, observa la escena «con naturalidad» en las primeras filas. Ni se inmuta. Guardar la compostura va en el sueldo.












A Montenegro le encanta Euskadi y no comparte la popularizada arenga televisiva de que los vascos hacen poco el amor. «Jamás he follado tanto durante un festival erótico», aclara en su 'blog'. Tampoco es que la 'guerra' de la organización sea fomentar las relaciones sexuales. Carlos Resa, el director de la feria, prefiere potenciar el uso del euskera en el sector y captar nuevos artistas para relanzarlo. Lo demuestra con hechos. Organiza 'castings' en busca de estrellas del porno y, a la vez, ha doblado a la lengua vasca la primera película del genero grabada en el territorio: 'Marranas con ganas'.

Euskalsex guarda una sorpresa en cada esquina. Jóvenes ligeras de ropa reparten propaganda a tutiplén sobre un artilugio para alargar el pene. Los pasquines hablan de «cuatro centímetros más de longitud y uno de grosor». Al célebre Nacho Vidal, desde luego, no parece hacerle falta el utensilio. El seductor Matías -ex concursante de 'Gran Hermano'- tampoco echará mano del invento, a pesar de haber entrado de lleno en el negocio del porno. Su empresa se llama Mereketanga, tiene sede en Valencia y está a la última en prendas íntimas femeninas. «¿Es ropa con clase! La vendemos a muchas actrices y ahora queremos entrar en los 'sex-shops'», describe el surfero argentino con su inconfundible labia.

Sube la temperatura en el pabellón. 'Pornostars' de primera línea mundial, como Sonia Baby, Ana Ros y Anastasia Mayo, calientan el ambiente. Otras, como Jenny One, posan desnudas en una cama por el módico precio de 10 euros. Los chupitos eróticos salen a dos. En la misma caseta, el catalán Daniel Arbonés hace sus pinitos como caricaturista. Dibuja a la gente como Dios le trajo al mundo.

-¿Pagan por posar desnudos?

-No hace falta. Me lo imagino y hago las fantasías realidad. Si uno quiere tener un enorme miembro viril, se lo pongo.

Por si las emociones fuertes juegan una mala pasada, fibrosos vigilantes de seguridad y la Cruz Roja vigilan cada rincón. Su presencia no disuade a la avalancha de curiosos. Móvil o cámara en mano, todos pugnan por captar la mejor imagen. Ni siquiera faltan mirones en los concursos como 'Garganta profunda' y 'El follómetro', una especie de cuentakilómetros sexual. Pudiera parecer un lugar vetado para las parejas, pero nada más lejos de la realidad. Jóvenes como Ander López y Miren Redondo se lo pasan en grande en Euskalsex. Ella, hasta confiesa haber comprado «un juguete sexual» por 8 euros en la tienda de 'Todos a 100'. Los complejos se los 'olvidaron' en casa. En el festival toca disfrutar, dejarse llevar por la emoción. No hay escapatoria. Es la cuna del placer.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...