sábado, junio 21, 2008

El exceso de vello en una mujer puede comprometer su fertilidad

Nuestra piel está cubierta de vello en toda su extensión. El de la cabeza, el pelo, es largo, grueso y está bien pigmentado (rubio o moreno). En las manos, en la cara, en la tripa, en la espalda, también tenemos vello, pero en las mujeres es tan fino y tan vacío de color que apenas se percibe. O así debería ser, porque entre el cinco y el siete por ciento de la población femenina padece un exceso anormal de vello en áreas que debería tener 'peladas'.


No hablamos de ese antiestético pelito que aparece en la barbilla en el momento más inoportuno, tal y como suele ocurrir con el granito en la punta de la nariz que nos visita cuando menos lo esperamos. Nos referimos a un exceso de vello en zonas muy visibles; un problema de imagen para algunas mujeres con piel sensible, que incluso acaba mermando su autoestima. Y, sobre todo, en muchos casos, a un problema de salud relacionado con la ovulación que puede comprometer la fertilidad y asociarse a complicaciones cardiovasculares en edades avanzadas.

Sucede que la mayoría de las afectadas no acude a un especialista y opta por hacer uso de las pinzas, de la depilación con cera o la decoloración del pelo. No obstante, conviene saber que algo no funciona bien en el organismo cuando a una chica le crecen ingentes cantidades de pelo oscuro en el rostro, el cuello, los pechos, la zona lumbar, la denominada línea alba o abdomen o el ombligo. Como a un hombre.

El nombre médico de esta patología que afecta a las mujeres es hirsutismo. Ayer era materia de estudio en el Fibell, el primer congreso médico internacional que aborda la belleza de una manera integral y que acoge hasta este lunes el Palacio Euskalduna. «El hirsutismo puede deberse a distintos trastornos hormonales, pero en la mayoría de los casos se debe al síndrome del ovario poliquístico, que se da cuando hay pequeñas alteraciones en la ovulación que hace que se formen quistes en el ovario y éste produzca más testosterona», explica Beatriz Astigarraga, endocrinóloga y directora del área de Endocrinología y Nutrición del congreso Fibell.

La testosterona o los andrógenos son las principales hormonas sexuales masculinas, mientras que las femeninas son los estrógenos. En el caso de la mujer, ambas son necesarias... Siempre que haya un equilibrio. Si se generan andrógenos de más, aparecerá vello en zonas en principio viriles (el exceso de vello en antebrazo y piernas es harina de otro costal, no depende de los andrógenos). El especialista que trate el caso evaluará el volumen de vello aparecido. En cada zona se cuantifica mediante una escala de uno al cuatro. Se considera normal una puntuación total -sumando los puntos de todas las áreas donde ha aparecido pelo- menor de seis u ocho.

Una mujer obesa es más vulnerable a padecer hirsutismo, porque cuando hay aumento de peso en el organismo se produce una resistencia a la insulina. Además de ser candidata número uno a ser tratada de diabetes, como su ovulación no es regular, puede tener más problemas para quedarse embarazada y no es raro que sus ciclos menstruales se alarguen. Desde luego, se trata de algo más serio que un problema estético. Pero, ¿qué relación hay entre el ovario y la glucosa? «La insulina, encargada de regular el metabolismo de la glucosa, es capaz de estimular la síntesis de hormonas sexuales masculinas en el ovario», añade Astigarraga.

El síndrome del ovario poliquístico no duele. «Si haces una radiografía, incluso puede no haber quistes, aunque éste sea su nombre. El quiste aparece cuando el caso es muy avanzado». Por eso recomiendan los especialistas acudir a un especialista si se aprecia exceso de pelo viril. En los hombres puede darse el problema, al contrario: la dificultad de los testículos para producir testosterona es el hipogonadismo. En este caso no sobra vello porque ni lo hay.

Fuente:
elcorreodigital.com

3 comentarios:

María Eugenia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Hola

Muy interesante tu anuncio, en realidad me sirvió mucho porque yo no sabia de esto.
Yo tengo este problema y en realidad a mi me preocupa bastante puesto que a parte de que aparece el vello me da una picazón muy fuerte que me lastimo mucho al rascarme puesto que tengo como unos granitos en cada vello.
Quisiera saber si esto es parte de esta patología o será por otra cosa? Además quisiera si me pudieran ayudar como se llama el especialista que trata esta enfermedad.

Gracias...

Saludos...

Anónimo dijo...

HOLA...
MI NOMBRE ES PATTY, Y LA VERDAD TENGO MUCHO BELLO EN MIS BRAZOS Y PIERNAS DE UNA U OTRA FORMA ESTO AFECTA MI PARTE AFECTIVA, Y SE HA CONVERTIDO EN UN COMPLEJO
QUISIERA SABER, QUE PUEDO HACER PARA ACABAR CON ESTO??
GRACIAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...