lunes, junio 23, 2008

El tirón del heavy

Finalizó el Kobetasonik con un éxito mayor del esperado por sus organizadores: 53.198 espectadores según el recuento oficial. Es lo que tiene la parroquia heavy, siempre fiel y devota. El análisis debe ser tomado desde una perspectiva macro y otra micro. La macro apenas muestra tachas: beneficio económico y triunfo de sus dos cabezas de cartel, Judas Priest y Kiss. Y ya resignémonos a la imposible solución de subir con fluidez a 30.000 humanos y sus aperos de acampada a un monte en 30 autobuses, con lo que se forman unos cuellos de botella asumidos con extrema paciencia por la afición.


La perspectiva micro, o sea la individual de cada fan, arranca con las dificultades para acceder al recinto, pues hay que amenazar a los taxistas para que te suban y se forman unos cacaos en la colina que a veces dificulta la propia Policía. Luego los fans apechugan con registros, con la imposibilidad de salir del recinto si disponías de una entrada diaria (nosotros el viernes no habríamos podido escapar a los toros)- en busca de víveres (qué inelegancia), con la bebida cara, con esos litros que no llegan a los cien centilitros (igual que el año pasado en el Bilbao Live) y, apriétense los machos, con la imposibilidad de ejercer el derecho de ser atendido en euskera por los hosteleros de una empresa andaluza (cuyos operarios gastan una educación mejorable) en una actividad patrocinada por la BBK y el Ayuntamiento.

Artísticamente, los festivales se han convertido en una fiesta popular con mejor música. Los carteles se confeccionan a partir de buques insignias con tirón, y las demás horas se rellenan con actuaciones para que la gente gaste en las barras. El programa kobetasóniko ha sido de relumbrón en general y sus dos motores han triunfado: los ingleses Judas Priest con un show sobrio y brutal el viernes (24.120 espectadores) y los yanquis Kiss con un espectáculo estelar y mundial el sábado (29.078). El resto discurrió con asaltos por sorpresa (qué bestias técnicas Arch Enemy), expectativas cumplidas (Airbourne, Slayer, Dio), algún chasco (Michael Schenker Group, Tesla) y el tremendismo de los mariguaneros Brujería.

Ahora a esperar a ver si el año que viene hay KobetaSonik.

Fuente:
elcorreodgital.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...