lunes, junio 16, 2008

Gasol mantiene vivo el sueño del anillo

Los Lakers se levantaron de la lona en el quinto partido y superaron por 103-98 el primer 'match ball' que tenían los Celtics para proclamarse campeones de la NBA. La espectacular actuación de Pau Gasol, 19 puntos y 13 rebotes, aplazó la fiesta de los de Boston y permitió que los Lakers sigan soñando aún con conquistar el anillo.


Recordando la remontada de los Celtics en el cuarto partido, los californianos salieron enrabietados del vestuario con un Pau Gasol extra motivado y ejerciendo de dueño de la zona con 9 puntos y 5 rebotes y con un Kobe Bryant muy enfuchado desde la línea de triples. Hasta cuatro metió el escolta de los Lakers que acabó el primer cuarto con 15 puntos y dejó a los suyos 17 arriba (39-22).

Phil Jackson decidió iniciar el segundo cuarto con los suplentes y los Celtics se crecieron. Chris Mihm poco pudo hacer ante Paul Pierce, que lideró la remontada de Boston con 16 puntos. De ir ganando los Lakers por 41-22 se pasó en unos minutos al 43-39. Un parcial de 0-15 a favor de los Celtics hizo que el Staples Center recordara la remontada del cuarto partido. Sólo tres jugadores, Odom, Vujacic y Farmar, pudieron anotar en el segundo cuarto, algo que no lograron ni Kobe Bryant ni Pau Gasol. Los Lakers se marchaban al descanso con sólo tres puntos de ventaja y con el miedo en el cuerpo (55-52) después de ir ganando por 19 en el primer cuarto.

Pau Gasol asumió la responsabilidad tras el paso por los vestuarios. El desacierto de Kobe Bryant en ataque, que sólo anotó tres puntos en el tercer cuarto, llevó a Pau a tomar un papel decisivo en determinadas acciones ofensivas. Además, el de Sant Boi estuvo magnífico en su defensa a Garnett, que acabó con cinco faltas personales y sólo pudo anotar 13 puntos.

Kobe Bryant estuvo por debajo de su nivel, eligió mal sus tiros (8 de 21) pero protagonizó la jugada que decantó el partido. Con 97-95 en el marcador a favor de los Lakers, Kobe le robó el balón a Paul Pierce, autor de 38 puntos, para macharcar el aro de los Celtics, certificar la victoria de su equipo y forzar así el sexto partido de la final de la NBA.

Fuente:
marca.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...