viernes, junio 13, 2008

Le gustarán los Doritos a ET?

Un anuncio se lanzó ayer al espacio para tentar con aperitivos de maíz a posibles consumidores extraterrestres. El reclamo sideral es parte de una campaña de Doritos -la marca de chucherías-, que se ha asociado con los científicos de la Universidad de Leicester para este hito histórico. «Supone un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la publicidad», dijeros los expertos de Leicester, parafraseando las célebres palabras de Neil Armstrong cuando pisó la Luna.


El anuncio se transmitió desde el potente Radar de Ultra Frecuencia de 500 megahertzios del Centro Espacial de la Asociación Científica Europea de Radares de Dispersión Inconexa (EISCAT), en el archipiélago ártico de Svalbard, entre Noruega y el Polo Norte. El mensaje publicitario va dirigido a potenciales clientes alienígenas de un sistema solar situado a 42 años luz de la Tierra, cuyos planetas orbitan en torno a la estrella 47 Ursai majoris (UMA-47), en la constelación de la Osa Mayor.

La señal digital tardará 42 años en llegar a su destino, a 300.000 kilómetros por segundo, la velocidad de la luz, la misma que hizo que ayer tardara poco más de un segundo en pasar la Luna, cuatro minutos y medio en dejar atrás Marte, nueve minutos en rebasar el Sol y unas cinco horas y media en abandonar el Sistema Solar. El anuncio es un vídeo de 30 segundos seleccionado en un concurso por la marca de aperitivos. Se ve en él a una tribu de Doritos que escapa de una bolsa y sacrifica a uno de sus miembros como tributo al Dios de la Salsa.

«No hay forma de saber si otras especies inteligentes entenderán el concepto de Doritos o, incluso, el de comida», admitió ayer el director de EISCAT, Tony van Eyken. El cebo publicitario alcanzará los planetas que giran alrededor de la UMA-47 en 2050, mientras que una eventual respuesta extraterrestre -quizás una orden de compra del piscolabis en cuestión- no llegaría a la Tierra antes de 2092. «Con la tecnología que estamos utilizando, hay muchas más posibilidades de que el anuncio sea visionado por cualquier forma de vida alienígena».

Aparte del valor científico del experimento, Darren Wright, de la Universidad de Leicester, cree que «podría surgir un interés comercial en empresas como ésta. Imagínense que las compañías de la Tierra deseasen algún día anunciarse en otras colonias planetarias de nuestro Sistema Solar. ¡Por ejemplo, si el hombre llega algún día a colonizar Marte!». Aunque es una inversión a largo plazo y habrá que armarse de paciencia para conocer el resultado comercial del anuncio, la compañía patrocinadora se ha comprometido, de momento, a hacer una donación a los astrónomos de Leicester, que precisan de fondos para desentrañar los múltiples enigmas del Cosmos.

Además, si resultase que los extraterrestres rechazasen estos deliciosos aperitivos de maíz, los terrícolas podrían respirar tranquilos, pues, según Van Eyken, no existe ningún «riesgo de ataque alienígena».

Fuente:
elcorreodigital.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...