miércoles, julio 09, 2008

19 cámaras velarán por San Francisco I

El plan para dotar a San Francisco de un sofisticado sistema de videovigilancia avanza.

El Ayuntamiento de Bilbao acaba de sacar a concurso público el contrato que permitirá poner en marcha la iniciativa antes de finales de año. En su pliego de condiciones técnicas, el Consistorio revela todos los detalles sobre cómo será el primer dispositivo para prevenir el crimen de estas características en Vizcaya. La iniciativa supondrá un desembolso cercano a los 130.000 euros.


La red de vigilancia remota constará finalmente de 19 puntos con cámaras, en lugar de los 14 que barajó en un primer momento el Departamento de Seguridad Ciudadana. El número total de equipos, que estarán controlados por la Policía Municipal, aún no se ha decidido, ya que cada zona puede estar barrida por más de un dispositivo. Se instalarán principalmente a lo largo de la calle San Francisco, prestando una especial atención a las intersecciones con el resto de viales de la zona. En total, los objetivos podrán captar lo que sucede en 12 calles: Bailén, Arnotegi, Cantera, 2 de Mayo, Laguna, Cantalojas, Hernani, Conde Mirasol y Aretxaga, así como en la Plaza de los Tres Pilares y en la Plaza Corazón de María.

La mayoría se colocarán en farolas y en fachadas de los edificios públicos. No obstante, tampoco se descarta que sea necesario ubicar alguna unidad en edificios privados, para lo que habría que contar «siempre» con el perceptivo permiso de la comunidad de vecinos.

Desde las 19 privilegiadas atalayas, la señal se retransmitirá mediante un cable de fibra óptica a una unidad de control remoto ubicada en la comisaría de La Cantera. Desde allí, los policías podrán ofrecer una rápida reacción si detectan algún delito o si sucede alguna emergencia. Además, el centro de control de mando del cuerpo, ubicado en Garellano, también recibirá la emisión.

Los objetivos de los aparatos de seguridad serán de tecnología muy avanzada. Podrán funcionar en situaciones extremas de temperatura -soportarán hasta los 50 grados centígrados- y humedad. Tampoco tendrán problema alguno para registrar imágenes en condiciones de escasa luminosidad gracias a su alta sensibilidad -0.01 lux-.
Por ahora aún no se ha decidido si serán analógicas o digitales. Tampoco se ha dilucidado si los aparatos de grabación serán móviles (tipo domo) o fijos. El Consistorio se decanta por los segundos, aunque «no descarta» instalar algunos de ellos con capacidad para girar, en aquellos lugares «donde sea necesario». Lo que sí esta claro es que las cámaras estarán dotadas de un potente zoom óptico -como mínimo un x18-. Esto permitirá a los policías que controlen la señal acercar a su antojo la escena que se está produciendo frente a los dispositivos.


Con una tasa de 107 delitos por cada mil habitantes, San Francisco cuenta con el mayor índice de criminalidad de Bilbao. La media en el resto de la villa ronda los 40 incidentes. Según consta en el pliego de condiciones, los 19 puntos con cámara «incrementarán sustancialmente el nivel de protección de los bienes y libertades de las personas».

En el otro lado de la balanza, las voces que se han alzado para criticar esta iniciativa hablan de una pérdida de la privacidad y la intimidad de las personas. El Consistorio ha dado instrucciones claras para que la empresa que resulte adjudicataria del contrato de instalación de los aparatos respete escrupulosamente la legalidad. «Bajo ninguna circunstancia, los sistemas y configuraciones propuestos podrán tomar imágenes ni sonidos del interior de viviendas, ni de sus vestíbulos, salvo consentimiento del titular o autorización judicial», se especifica.

Los dispositivos tampoco podrán ser utilizados para «grabar conversaciones de naturaleza estrictamente privada». Las imágenes y sonidos «obtenidos accidentalmente deberán poderse destruir inmediatamente por quien tenga la responsabilidad de su custodia».

Asimismo, las 12 calles afectadas deberán lucir carteles en los que se advierta a los transeúntes de que están siendo filmados por equipos de seguridad. El Ayuntamiento «no considerará que el proyecto está finalizado» hasta que la Comisión de Videovigilancia del Gobierno vasco conceda su autorización.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...