miércoles, septiembre 24, 2008

David Blaine se cuelga

David Blaine, el mago estadounidense famoso por haber permanecido 61 horas dentro de un bloque de hielo, ha emprendido un nuevo reto. Esta vez, el temerario prestidigitador planea pasar 60 horas colgado por los pies en una estructura situada en mitad del parque neoyorquino de Central Park.

Blaine calza para la ocasión unas botas especiales, de media caña, con suelas rígidas y ganchos, que le permiten permanecer boca abajo y suspendido de un trapecio casi circense. El andamiaje sobre el que se encuentra colgado permanece a 15 metros de altura, pero puede acercarse a escasa distancia del suelo, una pista de patinaje al aire libre. Blaine aprovecha entonces para conversar con los curiosos que se arremolinan a su alrededor.

Para sobrevivir a la terrible experiencia, Blaine liberará cada pocas horas una de sus piernas para facilitar el flujo sanguíneo y relajar los músculos. El 'showman' no comerá, pero deberá hacer flexiones para ingerir los líquidos que le permitan mantenerse a tono. En cambio, sí podrá orinar, ya que lleva un catéter conectado a un recipiente.

Massimo Napolitano (jefe de Cirugía Cardiovascular en el hospital de la Universidad Hackensack de Nueva Jersey y no un secundario de 'Los Soprano', contra lo que pudiera sugerir el nombre) señaló que Blaine hace frente a un reto «asombroso» desde el punto de vista fisiológico y mental. Todos los órganos del mago podrían verse afectados por la prolongada exposición cabeza abajo.

David Blaine White, hijo de puertorriqueño y de judía de ascendencia rusa, de 35 años, planea pasar 60 horas en esa posición. La cifra no es casual y hace referencia al tiempo máximo que el mago logró permanecer despierto en una de sus 'performances'.


Este auténtico vampiro humano, admirador y seguidor de Houdini, aseguró antes de colgarse que encara la prueba «más peligrosa» a la que se ha enfrentado en su carrera. Para lograrlo, ha debido perder peso y ejercitarse en la práctica de movimientos y cabriolas en el aire que le permitan restaurar la circulación de sus miembros.

El multimillonario Donald Trump, seguidor del mago colgante, acompañó a Blaine en los primeros minutos de su reto y se situó debajo del faquir. «Si te caes, no lo hagas encima de mí», bromeó el promotor inmobiliario.

Blaine se inició en el mundo de la fantasía con magia de calle. Cartas voladoras, levitación, juegos con monedas y animales le sirvieron para abrirse paso hasta que logró sus primeros programas en televisión. Luego hizo el tránsito hacia la magia más espectacular.

En 1999, permaneció encerrado siete días en el interior de un ataúd de cristal. El año siguiente se atrevió a permanecer en el interior de una estructura de hielo durante 61 horas. En 2002 imitó a Simeón el Estilita y pasó 35 horas sobre una pequeña plataforma a 27 metros de altura.

Poco después preparó un número que consistió en pasar 44 días en el interior de una cámara transparente suspendida a 9 metros de altura en la Torre de Londres y alimentándose sólo de líquidos.

En 2006 se metió en una burbuja en el Lincoln Center neoyorquino y permaneció debajo del agua durante una semana entera. Más tarde trató de superar el récord mundial de inmersión en apnea, en poder de Tom Sietas (8m. 58 s.). Pero, esta vez, le tuvieron que rescatar a los 7 minutos. Ahora, en su nuevo truco, va de 'colgao'.

Fuente:
elcorreodigital.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...