martes, septiembre 23, 2008

'El Langui' pisa fuerte

'El truco del manco' no está producida por Almodóvar, pero un minuto de su metraje contiene más autenticidad y verdad que todo 'El patio de mi cárcel'. Clama al cielo que la sección oficial haya obviado esta vibrante crónica del extrarradio, que compite en la sección Nuevos Directores de Zabaltegi.

El runrún del festival la señala como la película sorpresa de esta edición.

Su autor, Santiago Zannou, es un madrileño de 32 años, hijo de africano de Benin y aragonesa. Su estrella protagonista, Juan Manuel Montilla, 'El Langui', el carismático cantante de la banda madrileña de hip-hop La Excepción. Sufre parálisis cerebral y tiene semiparalizados los brazos y las piernas por falta de oxígeno en el parto.


La anécdota es mínima. 'El Cuajo' (Montilla) y su amigo mulato Adolfo (Ovono Candela, músico en la vida real) sueñan con montar un estudio de grabación en el barrio. El filme sigue sus desvelos para conseguir el dinero con el que pagarlo. Los suburbios de Barcelona se retratan con una crudeza cotidiana pocas veces vista. El hermano del 'Cuajo' está interpretado por el cantante de rap Elio Sagües; el cantaor Diego Carrasco hace de vendedor en un mercadillo; La Mala Rodríguez se interpreta a sí misma.

Javier Iglesias 'Gordo', el amigo del protagonista, dejó de vender flores para acudir al rodaje: «Le dije a mi madre que con el dinero le iba a comprar una cocina y se echó a llorar. Ojalá pudiera retirarla». Santiago Zannou apunta que todos son actores profesionales «porque han currado como profesionales catorce horas al día». Define su ópera prima como «la historia de la lucha en la que viven unos personajes olvidados, que necesitan gritar bien alto para dejar de ser invisibles».

Zannou creció en Carabanchel y se fue a estudiar cine a Barcelona. Un colega del barrio sin un brazo tenía la maña de liarse porros, y de ahí el título de la cinta. El gran descubrimiento de 'El truco del manco' es un cantante de 28 años que los aficionados al hip-hop veneran. 'El Langui' está en San Sebastián con sus colegas de Pan Bendito, el barrio de Carabanchel donde todavía vive.

«Para mostrar a yonquis o a paquistaníes y que resulten creíbles tienes que haber vivido con ellos, como Santiago», alaba el rapero, que al frente de La Excepción obtuvo en 2006 el Premio MTV Europa al Mejor Grupo Español. El sobrecogedor inicio no tiene trampa ni cartón. 'El Langui' intenta entrar a una bañera para darse una ducha. Toda una odisea para un minusválido. «Se me ocurrió tras ver 'Mi pie izquierdo'. Al director le gustó tanto que puso esa escena al inicio. Todavía recuerdo los lagrimones... Ahora tengo un plato de ducha en mi casa».

Cinco años ha costado llevar a la pantalla esta emocionante historia de amistad sin moralinas, que bebe del credo vital de 'Langui', casado y con un hijo de dos años. Cuanto más se tuercen sus brazos y sus piernas, más se crece él. «Comparto con mi personaje la minusvalía, el afán de superación y la pasión por el rap. Si me caigo, me levanto. A mí no me digas que no se puede».

«Salir del barrio no es triunfar. Yo he crecido con mi madre gritándome '¡cuidado con las jeringuillas!' cuando bajaba a jugar al fútbol. No quiero eso para mi hijo. ¿Si me ha ido bien? ¡Joder, si estoy en San Sebastián!». 'El Langui' cree en el hip-hop como arma política. «Cada vez se escucha más, aunque los políticos prefieran el pop. No les apetece que un tipo cante a ver qué pasa con mi padre, que lleva un año esperando para una radiografía. Yo seguiré dando patadas. En el mundo del disco y en el del cine, que en ambos existe tontería al haber dinero de por medio. Ya lo decía el amigo Rosendo, que es de Carabanchel: 'Veo, veo mamoneo».

Fuente:
elcorreodigital.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...