lunes, septiembre 22, 2008

Se rompe el cuello durante un partido... ¡y sigue jugando!


Spencer Trapp, un joven jugador de fúbol americano de Superior, un High School de Nebraska, puede dar gracias a Dios por estar vivo.

El chico de 18 años se rompió el cuello (se fracturó la quinta vertebra) y durante el segundo cuarto de un partido que disputó el pasado viernes, con tan buena fortuna que la rotura no le provocó ni una parálisis total o la muerte, que es lo que suele ocurrir con esta clase de roturas.

Trapp, que no se dio cuenta que se había roto el cuello,... ¡siguió jugando hasta el descanso y participó en dos jugadas más! En el vestuario empezó a sentir molestias, y al ser examinado por un médico se percató de la gravedad de su lesión.

Para la familia del joven jugador lo que le ha ocurrido a Spencer Trapp es un milagro.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...