miércoles, septiembre 03, 2008

Sobre el nuevo juguete de Google.

Un despiste en un boletín informativo enviado por Google a un blog ha obligado a la compañía a desvelar antes de tiempo el lanzamiento de su último y más novedoso juguetito. Se llama Chrome y se trata de un 'browser' o navegador web, el programa que usamos cada día para hacer búsquedas, leer el periódico online, consultar la Wikipedia o comprar unas entradas de cine.


Hasta ahora, el programa Internet Explorer de Microsoft ha sido el más utilizado por un amplio margen. El 75% de los internautas emplea la gran 'E' para navegar por delante de su rival más inmediato, Firefox, que se lleva el 20% del mercado. Gran parte de este éxito se debe a que, en 2001, Microsoft integró el navegador en el sistema operativo Windows, lo que firmó la sentencia de muerte de su rival en aquel entonces, Netscape Navigator, y le valió a la multinacional no pocas demandas por prácticas monopolísticas. La pereza o la falta de conocimientos hizo que muchos usuarios no instalaran navegadores de otras compañías e Internet Explorer llegó a alcanzar un dominio aplastante, haciéndose con el 94% de cuota de mercado. Desde 2004, esta hegemonia ha ido perdiendo fuerza con la aparición de programas de código abierto como Firefox, creado por la fundación Mozilla a partir de las cenizas de Navigator.

Todo este panorama podría cambiar con la llegada de Chrome. Controlar el navegador permite orientar a los usuarios a utilizar uno u otro buscador y, si Google ya es líder, con esta maniobra no hace sino dar un paso más en la carrera por dominar el lucrativo negocio de la publicidad online, un mercado en el que el buscador ya va en primera posición muy por delante de sus rivales. Por otra parte, el navegador es la puerta de entrada a muchas otras aplicaciones y servicios web. Explorer, por ejemplo, lleva integrado el programa de chat Messenger que también es de Microsoft. Chrome era la pieza que le faltaba a Google para promocionar sus otros servicios como Gmail, Picasa, Google Maps, Google Earth o Google Desktop.

El vicepresidente de Producto de Google, Sundar Pichai, confirmaba este punto al declarar que «nos dimos cuenta de que la Red ha evolucionado de sencillas páginas de texto a ricas e interactivas aplicaciones que precisan reinventar el navegador». «Lo que de verdad necesitábamos no era sólo el navegador, sino también una plataforma moderna para páginas web y aplicaciones, y eso es lo que hemos tratado de construir».

El lanzamiento de Chrome debe haber puesto muy nerviosos a sus rivales, especialmente a Firefox, con quien compite más directamente, ya que ambos navegadores -Firefox y el propio Chrome- son de código abierto. Google goza de una excelente reputación entre los usuarios más avanzados y la posibilidad de que cualquiera pueda contribuir a mejorar las funciones del programa modificando su código puede hacer que muchos de estos expertos abandonen Firefox para adoptar esta nueva creación de la empresa del buscador. El lanzamiento del nuevo navegador pone además punto y final a la colaboración entre ambas compañías por la que Firefox integraba el motor de búsquedas de Google. Aunque su funcionamiento es impecable, el zorro de fuego de la Fundación Mozilla se queda solo en la guerra de navegadores.

Decir Internet hoy en día es decir vídeos, imágenes, animaciones y contenido multimedia. Técnicamente, Chrome ha sido diseñado para ejecutar con mayor rapidez y seguridad los distintos tipos de aplicaciones que abarrotan las páginas web de hoy en día, como vídeos, animaciones, blogs o servicios de difusión RSS. Para poder mover todos esto contenidos con agilidad, Chrome está pensado para poder realizar varias tareas simultáneamente sin perder rendimiento. De hecho, sus creadores aseguran que si una de las ventanas del navegador se cuelga, el resto no se verán afectadas.

Otra de las grandes novedades del programa es la incorporación de un sistema llamado 'incógnito'. Esta función es similar a la anunciada también por la versión 8 de Internet Explorer y permitirá a los usuarios navegar sin que quede rastro alguno de las páginas que visitan o los datos que teclean en el navegador. Al igual que otros navegadores actuales, Chrome también sugerirá distintas alternativas cuando tecleemos una dirección web.

Anoche ya era posible descargarse el nuevo Chrome desde la página de Google. La primera versión en salir ha sido diseñada para el sistema operativo Windows en sus versiones Vista y XP. No obstante, la compañía ha anunciado que próximamente se publicarán también versiones para el sistema OSX de Mac y para Linux. Como ya sucedió en su día con Gmail, el popular servicio de correo de la compañía, el programa se encuentra en su fase beta o de pruebas. Google abrirá un foro para que los internautas puedan colaborar con sugerencias o aportar sus propias ideas de código y así pulir los errores que puedan ir apareciendo. Hasta ahora, la empresa creada por Larry Page y Sergey Brin ha convertido en oro todo lo que ha tocado. Tan sólo queda por ver si serán capaces de destituir al emperador Explorer de su trono. En su contra tienen la inveterada vagancia de los usuarios a la hora de cambiar de navegador.

Fuente:
elcorreodigital.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...