jueves, septiembre 25, 2008

Sobre la gran apuesta Izeta II - Irigoien, I

José Ramón Iruretagoiena, más conocido como Izeta II, y Aimar Irigoien se enfrentarán en una apuesta de muchos quilates el próximo 28 de septiembre en la plaza de toros de Tolosa, con un montante de 20.000 euros en juego por cada participante, lo que supone la mayor cantidad jugada en un desafío de este tipo, por encima de los 18.000 que pusieron sobre la mesa Mindegia y Olasagasti en diciembre de 2006.

Fueron necesarias dos horas de dura negociación para que hubiese entendimiento y dos levantadores tan distintos como Aimar Irigoien e Izeta II se pusiesen de acuerdo en el trabajo sobre el que podían medirse. Finalmente, los polos opuestos se atrajeron y la apuesta se llevará a cabo con la piedra cúbica de 11 arrobas (137,5 kilos), peso intermedio entre la mole de 125 que proponía Izeta II, especialista en piedras pequeñas, y Aimar Irigoien, más orientado hacia el trabajo con pesos grandes, que prefería medirse con el cubo de 150 kilos.

experimentado y novato Ambos estaban abocados a entenderse. En la actualidad, son dos de los mejores levantadores de Euskal Herria y desde que en marzo Izeta II lanzara un desafío en un programa radiofónico, ambos se cruzaban la mirada. Las ondas llegaron a Aimar, que contraatacó con un nuevo desafío, esta vez directo, lanzado al propio Izeta. Una apuesta entre ambos generaría una expectación enorme dentro del mundo del deporte rural. La plaza de toros de Tolosa registrará una gran entrada.

Además de dos harrijasotzailes de características completamente distintas, en Tolosa se enfrentarán hombres de dos generaciones. Por un lado, Izeta II, de 41 años, un veterano con mucha experiencia con esta piedra y en trabajos largos como el acordado para esta apuesta (tres tandas de diez minutos). Por otro, un joven de 22 años, Aimar Irigoien, novato en este tipo de retos -ésta será su primera apuesta- y un deportista que con sus 118 kilos de peso y 174 centímetros de estatura, nunca ha afrontado trabajos que requieran tanta resistencia.

El joven de Errezil tiene casi seis meses a partir de hoy para conseguir, de la mano de su preparador, Battis Kortajarena, una metamorfosis que puede llevarle a perder al menos diez kilos. De otra manera, sería casi imposible afrontar un trabajo de tanta exigencia.


En la imagen Izeta II, con la Albizuri Haundi de Amezketa

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...