lunes, octubre 20, 2008

Aula a la deriva, 1



Nombrar a Kazuo Umezz es hacer referencia a uno de los más grandes representantes del horror japonés, pues es considerado por muchos como el padre del género en el manga.

A pesar de la diversidad de su obra, sus trabajos más elogiados se enmarcan dentro del más sádico e inquietante terror, y el mejor ejemplo de su capacidad para atraparnos en sus ineludibles y pavorosas redes es, precisamente, Aula a la deriva.

En esta saga de 6 volúmenes asistiremos a la desesperación y locura que domina a los 862 estudiantes y personal de una escuela de primaria cuando se encuentran transportados, repentinamente y tras un inexplicable terremoto, a un futuro post-apocalíptico sin rastro de vida humana.

Serializada en la revista Shōnen Sunday entre 1972 y 1974, la obra obtuvo su reconocimiento en 1975 con el prestigioso premio al mejor manga otorgado por Shōgakukan.

El jurado valoró la habilidad de Umezz para aterrorizarnos ante la propia condición humana y nuestro maleable concepto de sociedad a través de la ideación de un desolador paraje en el que, cual marionetista, jugará con las vidas de los protagonistas en un alarde de maquiavélica y programada crueldad al hacer realidad sus peores pesadillas.

La escuela, antaño un lugar donde formar una personalidad acorde a las normas básicas de convivencia e instruir a los alumnos en los más estrictos valores morales deviene una lúgubre prisión en la que cada recoveco y cada paso obligan a los alumnos a estar alerta.

Con tan sólo situar un icónico ejemplo de rectitud moral en un entorno hostil, Umezz nos advierte de la fragilidad de nuestras creencias y comportamientos sociales.

Bueno, tras la copiada a la informacion que nos da la editorial vamos con la lectura del tomito manga, sorprendentemente interesante y entretenido en la locura de su propuesta, ya que no estamos con un aula a la deriva, como dice el titulo, que me tenia hechizado esperandome un aula flotante por mares revueltos o algo asi, estamos con una edificio escolar entero que desaparece sin mas de la ciudad.

Y punto.

Un día Sho despierta y se da cuenta que todos sus juguetes han sido tirados a la basura por su madre, después de discutir con ella se va molesto a la escuela deseando nunca tener que volver.

Ese mismo día en la ciudad se siente un terremoto y al finalizar este sucede lo más extraño que no se podía esperar, la escuela entera desaparece dejando solamente un gran hoyo en el lugar donde solía estar.

La gente que está en la escuela nota terminando el terremoto que la ciudad que estaba afuera ha desaparecido y que la escuela está en medio de un gran desierto.

Y aqui llega lo que ya sabes, en este edificio mogollon de alumnos y profesores , niños y adultos enfrentados a una situacion limite, sin informacion...sin salidas.... con miedos...cada loco con su tema y con poca comida.....lo uqe da pie al autore para comenzar una criba evolutiva sin ningun tipo de reparo, directo, manejandose en la solvencia de su dibujo con naturalidad,y mas que sencillo en sus argumentos.


Y encima conforme avanza la obra le da cuerpo al asunto, nos lo explica, y nos dice porque estamos aqui...en fin, que me esperaba menos.

Por algo los clásicos son clásicos, sin alardes, aun sin ser de los grandes,grandes pero desde luego enseñando el camino sin complicaciones. Ni contemplaciones.

Puntuacion:7/10
Y eso que las primeras paginas con el prota hiperexcitado y las bocas gritonas abiertas me echaron para atrás...pero como molan estos horror-movie¡¡

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...