viernes, octubre 03, 2008

Jason Lutes habla sobre los dos tomos finales de Berlín


Obra de Jason Lutes, autor de la también excelente Juego de Manos, el cómic pretende recoger en 24 números de 24 páginas un retrato de cómo era Berlín en el período de Entreguerras. Así, Berlín analiza a través de viñetas el maremagnum político, económico y social que permitió la llegada al poder del Nazismo.

Valioso como instrumento educativo, pero sobre todo como obra de ficción, su ambición es tal que parece haber absorbido al propio Jason Lutes. Ahora, cuando Berlín: Ciudad de Humo está más cerca de verse publicado en España, puesto que en EEUU ya ha sido editada, Lutes ha concecido una entrevista a Newsarama que permite conocer muchos entresijos de un gran cómic.

Dice el autor que el segundo libro de la saga ha sido el escollo que había que superar y que se siente relativamente satisfecho de cómo ha salido, pero que, sobre todo, está entusiasmado con lo que le queda por escribir.


Lutes asegura que escribir Berlín fue fruto de un impulso, ya que no tenía conocimiento previo de la historia alemana ni del período que narra su historia, la República de Weimar. Sin embargo, muy pronto se dio cuenta de que había tomado la decisión correcta y le fue imposible querer saber más y más cosas sobre aquella parte fundamental de la historia europea

Jason Lutes cree que el mayor reto de la obra es que pudiera tener el equilibrio adecuado. Al estar muy fragmentada, al tener muchos personajes y de muy diversos estratos sociales, Berlín podría correr el riesgo de distraer al lector hasta que no pudiera seguir las tramas. De momento, él se siente satisfecho de cómo está logrando ese equilibrio, aunque reconoce que varios lectores le han dicho que a veces es imposible saber quién es quien.



En el segundo tomo, Berlín habla aún más que en el primero sobre cuestiones sexuales y de raza y la intolerancia que hubo en Berlín hacia judíos, homsexuales, etc… Preguntado al respecto, el autor relata que todas estas cuestiones estaban planeadas desde un principio, que antes de ponerse a escribir la obra hizo una lista de aspectos de la vida humana que quería tratar. Aun así, asegura que nunca ha querido darle a Berlín un objetivo político, que no quiere convencer a lector de nada, sino simplemente hacer un retrato fiel de aquella situación.

Pese a que casi toda la obra se narra a través de personajes de ficción, el autor de Berlín reconoce que los hechos políticos e históricos que en ella se narra tratan de ser muy fieles a lo que ocurrió realmente y que la ficción se adapta y se mueve en torno a ellos.

Aunque desde el comienzo estaba planeado que Berlín durase 24 capítulos, Lutes confiesa que él trabaja mejor si cuenta con una estructura no muy férrea que puede ir moldeando a su gusto, improvisando. Es decir, tenía un número de páginas concreto desde el comienzo, lo que por un lado le limitaba, mientras que por otro lado podía improvisar sobre la historia, auqnue cada uno de los volúmenes tenían título desde el comienzo: Ciudad de piedra, Ciudad de humo y Ciudad de luz.

Sobre el futuro de los personajes de la serie, Lutes adelanta que van a ir todos cuesta abajo, que va a ser a la vez triste y divertido y que Silvia Braun va a convertirse en un personaje esencial. Entre risas, no obstante, asegura que lo único que puede adelantar es que Hitler va a llegar al poder.

Fuente:
zonafandom.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...