lunes, octubre 06, 2008

Perros hambrientos se comen a su propio dueño

La historia es tan sorprendente como real y ha ocurrido en Baza.

Allí un hombre mayor que llevaba varias semanas muerto en su domicilio, acabó de alimento para sus propios perros. Los animales, hambrientos desde que su dueño dejó de echarles de comer, devoraron el cadáver casi en su totalidad.

El macabro hallazgo lo descubrió la Policía Nacional junto a un vecino que había echado de menos a su amigo Domingo Hernández, de 71 años. Este vecino que prefiere mantenerse en el anonimato, relata como ayer por la mañana acudió a realizar unos trabajos cerca de la casa cueva donde vivía Domingo.

Cuando terminó, sobre las 11,30 de la mañana, otra vecina le preguntó si había visto a Domingo, ya que hacía unas tres semanas que no daba señales de vida.

Fue entonces cuando estas personas llamaron a la puerta del domicilio del fallecido, una cueva situada junto a un barranco en la calle Abedul numero 22. Nadie contestó a las llamadas, por lo que estos vecinos decidieron llamar a la Policía.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...