miércoles, octubre 01, 2008

Sobre el nuevo edificio de Osakidetza en Bilbao


Su piel de cristal y la forma poliédrica de su fachada han despertado gran interés. Sin embargo, muy pocas personas han podido contemplar su interior. Hasta hoy. La nueva sede de Sanidad en Bilbao será inaugurada a las 10.45 horas y mostrará por primera vez sus entrañas al público.




El edificio, que ha costado 14 millones de euros, se ubica en la confluencia de las calles Alameda Rekalde y Licenciado Poza y aspira a convertirse en un nuevo hito arquitectónico de la capital vizcaína.



Al igual que en su parte exterior, el vidrio es un material omnipresente de puertas para adentro. Las únicas fotografías interiores que se han tomado, realizadas por el catalán Aleix Bagué, muestran un entorno diáfano. El imperio de la luz. «Ofrece refugio frente a las inclemencias meteorológicas, pero, al mismo tiempo, la persona que trabaja en su seno tiene siempre muy presentes el viento y la lluvia», sostiene su autor, Juan Coll-Barreu.


A la inauguración de hoy acudirán el consejero de Sanidad, Gabriel Inclán, y el alcalde de la ciudad. Precisamente, Iñaki Azkuna se refirió ayer al bloque de acero y cristal. «Reconozco que es un edificio elegante y hermoso, ubicado en un sitio estupendo, pero a mí no me entusiasma», valoró. «Es bueno para Bilbao contar con sedes administrativas como ésta, pero desde el punto de vista urbano, tantos perfiles no me entusiasman. Habrá que verlo ahora por dentro», matizó.


En el cuartel general de Sanidad en Vizcaya, Osakidetza, trabajarán más de 250 funcionarios. Alrededor de 600 ciudadanos pasarán por las instalaciones cada día para realizar diversos trámites burocráticos. Por otra parte, el sindicato LAB denunció ayer «el despilfarro y la prepotencia» del Ejecutivo autonómico por invertir 14 millones en el proyecto.

2 comentarios:

Libélula dijo...

Pues a mí me parece muy shulo... :)

[•.dĭsølบtส.•] dijo...

Pues es muy mmmm como decirlo, ahh vamos en simples palabras es bonito jajajaja, aunque aca en México eso tendría un costo politico inmenso, lapidarían a quien se atreva a gastar semejante cantidad, además por nuestra alta fragilidad ante sismos cabe mencionr que todos los funcionarios acabarían muertos (bueno para la patria)y los que por ahí circulen, tambien, jajajaja, saludos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...