jueves, noviembre 06, 2008

Ha muerto Michael Crichton


La muerte del escritor Michael Crichton, creador del material original que hizo que los dinosaurios revivieran en pleno siglo XX con Steven Spielberg, deja a EEUU sin uno de sus más novelistas más exitosos, cuyas temáticas principales eran la ciencia ficción, la tecnología y la medicina.

Autor, director, guionista, productor, médico... el multifacético Crichton (Chicago, 1942) vendió más de 150 millones de ejemplares de sus obras, como 'Congo', 'Esfera', 'Parque Jurásico', 'Sol naciente' o 'El mundo perdido', que contaron con adaptaciones cinematográficas muy populares.

En total, 25 novelas de ficción y cuatro de no ficción. Su último trabajo literario es "Next" (2006), una aventura por la supervivencia en un mundo dominado por la investigación genética y la avaricia de las corporaciones.

Su gran salto hacia la fama lo dio con la novela 'Parque Jurásico', escrita en 1990 y estrenada en el cine tres años después bajo la dirección de Steven Spielberg. El filme se convirtió en uno de los grandes éxitos de esa década, con más de 900 millones de dólares recaudados.

Desde entonces, su nombre fue casi siempre sinónimo de éxito y Hollywood confió en su material para alumbrar dos proyectos de ciencia ficción de gran presupuesto. Su cinta más exitosa, sin embargo, fue 'Twister' (1996), un filme en el que actuó como guionista pero que no se basaba en una novela propia y que recaudó cerca de medio millón de dólares en todo el mundo.

En ese mismo año también vio la luz 'El guerrero nº 13', de John McTiernan, basada en la novela del autor "Devoradores de muertos", con el español Antonio Banderas como protagonista. Y también destaca su labor como director, con películas como 'Coma' (1978), un polémico drama médico en el que los pacientes son asesinados para traficar con sus órganos.

Además fué co-creador de la multipremiada serie de TV Urgencias.

Es todas esas obras, influenciadas por sus estudios e intereses personales -se graduó en Medicina por la Universidad de Harvard y asistió a cursos sobre antropología y tecnología en Cambridge y Massachusetts-, hay un mensaje persistente: los riesgos potenciales de jugar con la ciencia y sus posibles efectos catastróficos.

Crichton estaba casado con Sherri Alexander, su quinta mujer, y tenía una hija, Taylor, fruto de su relación con su anterior pareja, Anne-Marie Martin.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...