martes, diciembre 09, 2008

Sobre la Final del Cuatro y Medio VI


Habla Julen Retegui....Aimar ganó con su acostumbrada solvencia. Supo sumar, que es importante en la pelota y en la vida. Sin firmar una actuación descollante estuvo a la altura de toda la mística que arrastra una final. Sin lugar a dudas fue un merecido ganador. Y destacó en una faceta muy importante. Tan sólo regaló dos pelotas.

Martínez de Irujo fue el polo opuesto del nuevo campeón de la 'jaula'. Tuvo una tarde llena de desaciertos. Acusó seis saques y falló ocho pelotas en el transcurso del peloteo. Excesivas concesiones para todo aquel pelotari que pretende ganar la 'txapela'. Sin embargo, logró subir a su casillero 17 tantos, que es muy meritorio el dato.

La final tuvo muchas lagunas. No fue buena. Fueron constantes las entregadas. Hubo mucha tensión, demasiada para un partido de este nivel. Parecía que la pelota les quemaba en sus manos. Nadie fue capaz de atemperar los nervios. Muchos de los tantos fueron producto de los constantes deslices de ambos contendientes. La expectación se convirtió con el paso de los minutos en decepción.

Hasta Olaizola II, que es de esos pelotaris que difícilmente pierde la compostura, se desestabilizó en muchos momentos del encuentro. Buena parte de la 'txapela' se la debe a Juan, que ni supo ni pudo espantar sus fantasmas. Es uno de los grandes de la modalidad, pero hay días que a Irujo le pierden sus prisas y desazones.

Aimar me ha empatado a 'txapelas'. Cuatro cada uno tenemos de este torneo en casa. No me importa. Es bueno que sucedan este tipo de cosas. Los récords están para batirlos. Y seguro que mi paisano de Goizueta, siempre que la suerte le acompañe, me sobrepasará en el palmarés. Lo que sí cabe subrayar es que el vigente campeonato ha sido todo un éxito.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...