lunes, enero 19, 2009

La venta de libros se dispara

El sector del libro ha terminado el año bebiendo champán, y no sólo por costumbre, sino también para celebrar los datos de 2008. En un año catastrófico para tantas actividades económicas, y con una legión de agoreros empeñados en proclamar la muerte del papel, el libro ha roto por arriba. Según Nielsen, en 2008 se vendieron 113,7 millones de ejemplares, frente a los 73,2 de 2007, y en la semana 52 del pasado año, la previa a la del obligado regalo del 24 de diciembre, las librerías despacharon 3,3 millones de volúmenes frente a los 2,3 del año anterior.

Con estos números sobre la mesa, es como para encargar una caja de Dom Perignon. No obstante, se impone la prudencia, ya que Nielsen sólo computa las ventas de los hipermercados y de las cadenas como la Casa del Libro, dejando fuera las librerías independientes. Además, en 2008, el recuento incluyó a la FNAC, que en 2007 no figuraba, lo cual explica parte de la subida. Pero no toda la subida. Descontando esta ultima inclusión, el ascenso se cifraría en el 30%.

Según los libreros y editores consultados por EL CORREO, la añada ha sido muy productiva en cuanto a 'best-sellers' se refiere, con 'El niño del pijama de rayas' de John Boyne, que repite éxito por segundo año consecutivo, 'El juego del ángel' de Carlos Ruiz Zafón, y 'El mundo sin fin' de Ken Follet.

Boyne, que no ha brillado tanto con 'El motín de la Bounty', su segunda novela, ha vendido más de un millón de ejemplares en 2008, mientras que Ruiz Zafón y Follet se acercan a los 900.000.

Las sorpresas llegaron el pasado año de la mano de Stephenie Meyer, que ha vendido más de medio millón con tres novelas de ambiente vampírico, 'Crepúsculo', 'Luna nueva' y 'Eclipse' -22 millones de toda su obra en Estados Unidos en 2008-, y del sueco Stieg Larsson, que con los dos primeros títulos de la serie 'Millenium' ha animado el mercado desde el pasado junio. Y esto contando con que Nielsen sólo recoge las ventas de las grandes superficies y de las cadenas de librerías.

Luisa García del Soto, de la Casa del Libro, confirma el buen tono del ejercicio anterior y lo atribuye en parte a los «super 'best-sellers'». Como otros expertos consultados, defiende la idea de que la crisis ha beneficiado al sector en la campaña más importante del año, la de Navidad, pues «el libro es un regalo de prestigio que tiene un precio asequible».

La Casa del Libro también ha obtenido buenos resultados en las obras de fondo -aquéllas que llevan más de dos años en el mercado-. Por todo ello, cuando amenaza la recesión, los planes de la empresa son expansivos y piensan abrir más librerías este año.


La directora de la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL), Michèle Chevallier, se muestra menos optimista. Los datos de Nielsen sólo reflejan una parte del sector y las grandes superficies sólo trabajan 'best-sellers', con lo que han podido notar con más claridad un año bueno en este tipo de libros.

«Las librerías independientes no han experimentado ni subidas ni bajadas fuertes. La mayoría ha repetido los resultados de 2007, lo cual es una buena noticia en este contexto de crisis, si bien nuestro cliente suele ser muy habitual y constante y por tanto no estamos muy expuestos a los vaivenes de otros sectores». Chevallier confía en que las ventas en tienda se mantengan en 2009 y teme por una bajada de las compras institucionales, ya que algunas bibliotecas y universidades afrontarán un recorte de presupuesto.

En el País Vasco, el libro como regalo de Navidad ha funcionado bien, dentro de un 2008 satisfactorio, también en las librerías independientes, según Fernando Fernández, dueño de Etxea, en el barrio bilbaíno de San Ignacio, y vicepresidente de la Asociación de Libreros de Vizcaya. «Como nos habían metido tanto miedo, pues aún sabe mejor. Al final, son siempre media docena de títulos los que marcan la diferencia. 'La flor de la árgoma', de Toti Martínez de Lecea, ha funcionado muy bien, lo mismo que 'Los girasoles ciegos', de Alberto Méndez».

Según explica Blanca Rosa Roca, directora de Roca Editorial, que ha colocado entre los 'hits' de 2008 el tercer libro de la serie 'Brising', 'El legado', de Christopher Paolini, sostiene que «el libro sigue siendo un valor seguro, por ejemplo para regalar, y accesible. Los autores conocidos han subido en ventas, y los desconocidos han bajado un poco. Es la tendencia. Pero nosotros estamos en expansión y en 2009 abriremos una nueva línea editorial con libros de memorias».

LOS MÁS VENDIDOS EN UN BUEN AÑO

'El niño del pijama de rayas': Con 1.040.200 ejemplares en grandes superficies y cadenas de librerías, según Nielsen, la novela de John Boyne sigue arrasando dos años después de que apareciera. Su segundo libro, 'El motín de la Bounty', no ha tenido el mismo éxito

'El juego del ángel': Carlos Ruiz Zafón sigue en la senda de las superventas, con 870.000 ejemplares.

'El mundo sin fin': La esperada continuación de 'Los pilares de la Tierra', de Ken Follet, se ha publicado en distintas ediciones, algunas de ellas pensadas especialmente para el regalo. Ha pasado de los 800.000 ejemplares en 2008.

'El secreto': Firmado por Rhonda Bhyme, este libro de no ficción y de carácter esotérico ha llegado a los 300.000 ejemplares.

Stephenie Meyer: Uno de los fenómenos del año, reforzado por la adaptación al cine de 'Crepúsculo', que ha resucitado el interés por el vampirismo, sobre todo entre los adolescentes. En conjunto, 'Crepúsculo', 'Luna nueva' y 'Eclipse' han vendido 425.000 volúmenes.

Stieg Larsson: El escritor sueco ha protagonizado otra de las sorpresas del año. De sus dos novelas publicadas, 'Los hombres que no amaban a las mujeres', y 'La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina', se han vendido 355.000 ejemplares.

'La Reina muy de cerca': De Pilar Urbano. La polémica ha impulsado las ventas de este libro hasta los 147.000 ejemplares.

Fuente:
elcorreodigital.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...