jueves, marzo 12, 2009

Bone


Sabes cuando lees algo, con ganas, con paciencia, tras haber deseado leerlo durante mucho tiempo, y llegas al final, y te da pena, porque se ha acabado, y sabes que no hay mas, que no vas a volver a ver a esos personajes, a los que has cogido cariño, con los que te has sentido a gusto, con los que has disfrutado y pasado grandes momentos como si fueras parte de sus aventuras, o ellos parte de la tuya.....?????

Sabes esa sensacion, a medio camino entre la satisfacción y la tristeza que se produce cuando te das cuanta de que se ha acabado de verdad, de que ya no vas a corretear por el mundo junto a ellos.....???

Seguro que sabes de lo que te hablo.

Pues eso es lo que me ha pasado a mi tras leer las ultimas viñetas de Bone, en el noveno tomo de la estupenda edicion a color de mis vecinos de Astiberri, La corona de cuernos, en el momento en que Smiley le vende a Phoney un chusco pidiendole una moneda de oro, retrotrayendonos a los inicios de una enorme aventura que hace honor a la palbara épica, cuando en el primer tomo de los nueve , Lejos de Boneville, le pedía un dolar a cambio de un desvencijado mapa que se había encontrado en el desierto.

Allí empezó todo....aquí ha terminado...

Fone Bone, Phoney Bone y Smiley Bone, son tres primos, que huyendo de las gentesde Boneville, que quieren linchar a Phoney, se pierden, y aparecen en un valle del que nisiquiera conocian su existencia, asi como tampoco les conocen a ellos.

Un valle mágico , en el que un oscuro pasado amenaza con retornar, para acabar con la vida tal y como ahora se conoce.

Dragones, humanos carismásticos, langostas,bichos y animalejos, vacas, misteriosos magos u oscuros soldados, y demás fauna local, será lo que nuestros protagonistan vayan conociendo, conforme avancen en una historia, de la que sin quererlo son protagonistas, debido a una profecia que les señala directamente.

Tres primos, de diferentes caracteres y formas de ver la vida, el inocente , noblote y valiente Fone, el trapichero y lioso Phoney, y el simplón y feliciano Smiley,. que sin comerlo ni beberlo se verán el el ojo del huracna, no teniendo mas remedio que mirar de frente al miedo, mientras tratan de regresar a Boneville, y su vida anterior.

Una aventura con todas sus letras, en la que habrá de recorrer elmundo, para tratar de salvarlo, antes de que el Señor de las Langostas acabe con todo.

Para ello contarán con la ayuda de Thorn, que es mas de lo que parece, la abuela Ben, que también lo es, Lucius, otro del mismo pelo, el bicho Ted, el Dragon Rojo, y un sinfin de personajes que enriquecen la trama.


Como la enriquecen las malvadas mostroratas, con el temible Kingdok a la cabeza, que han de hacer la vida imposible nuestros héroes, de tal manera que esta sea una continua huida para no caer en sus fauces.

Momento este en el que he de hacer una alto para celebrar la existencia de dos de estas mostroratas, la del quiché y su compañera, que una y otra vez vuelven a escena, para nuestro disfrute, con sus discusions y reflexiones, claro ejemplo del buen humor que baña baña toda la obra.

Y es que este es el principal acierto de Jeff Smith, mas allá de su excelso dominio del arte secuencial, claramente ejemplificado en cualquiera de las persecuciones mudas que pueblan la trama, magníficas, de lo mejor que uno se puede encontrar en cualquier obra publicada hasta la fecha.

O mas allá de la enormidad de su propuesta de guion, a la altura de cualquier obra literaria de las que se consideran grandes historias. Y es que tenemos cientos de paginas en las que pasa de todo, con acción a raudales, y giros argumentales que nos llevan con varios personajes mientras descubrimos sus secretos, en diferentes lugares,y con tramas secundarias que se entrelazan continuamente con la creciente trama principal, hacia un abrumador, temible, e inevitable desenlace.

Y todo ello con su comentado principal acieto, un estupendo sentido del humor, que da un soplo de aire fresco a una historia que se podría englobar en la categoria de fantasia épica, pero que merece el inciso que produce su simpática lectura.

Logra Jeff Smith una lectura a la que igualmente puede acceder una chavala de 10 años, ya que se diverertirá mientras aprende valores, o su padre, un chaval de 46, que se divertirá igualmente, con la gracia juvenil, y la lectura de un adulto.

Una vez leida de un tirón, tras haber leido en su día las grapas que sacó Dude, no es de estrañar la riada de premios que tiene Bone, nueve premios Eisner (Best Humor Publication 93, 94, 95; Best Continuing Series 94, 95; Best Writer/Artist, Humor 94, 95, 98; y Best Serialized Story 94), ocho Harvey (Best Graphic Album 93; Special Award for Humor 93; Best Cartoonist 93, 94, 95, 96, 99, 00) y dos National Cartoonist Society Award al mejor cómic (95 y 96), además de los de fuera de Yankilandia , en paises como Francia (Mejor Obra Extranjera en el Salón de Angouleme de 1996), Italia (el prestigioso Yellow Kid al Mejor Autor en 1998), Alemania, Finlandia, Noruega, Suecia o España.


Y es que el de Pennsylvania, se inició en las tiras cómicas, lo que parece mentira tras ver como cambia de planos, o como disfruta abriendolos a paisajes, y visto el dramtismo y crudeza que sabe imprimir a sus textos cuando la situación lo requiere, y que definiera su obra como una mezcla del Señor de los Anillos y Bugs Bunny, no sabe realmente que su obra va incluso mas allá de estas que tiene como referencias, ya que consigue una fusion única y ejemplar.

Para releer mañana.

Puntuación:9/10 o mas...
Dicen que es un clásico automático.

Es cierto.

1 comentario:

Critical + dijo...

Jo.No sé que me pasa con Bone.Todo el mundo dice que está muuuuuy bien pero es entrar en la tienda de cómics,ponerme delante del tebeo y,no sé por qué,no me lo llevo.También me pasaba en su día con Preacher pero me lo recomendaste y cayó en mis manos sin pensármelo.

Y eso que la edición de Astiberri tiene mu güena pinta (como todo lo que editan)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...