viernes, marzo 13, 2009

Famosos en crisis III : Las conejitas Playboy

No acaparan portadas, ni se dan chapuzones en la mansión junto a las 'conejitas'. Se conforman con compartir las páginas interiores de 'Playboy' con esas picantes fotografías de esculturales féminas que suelen poblar la revista. Hablamos de las ilustraciones. Eróticas, por supuesto. La emblemática publicación mensual de entretenimiento para adultos anda justita de dinero; la crisis publicitaria, ya se sabe.

Para eliminar los 'números rojos' de su cuenta bancaria, los editores han decidido exprimir el tirón de algunos dibujos, muy cotizados en el mercado del arte. 'Dos tetas tiran más que dos carretas', dice la máxima popular. Las primeras obras en caer en manos de ávidos coleccionistas serán 17 piezas que hoy salen a subasta en Dallas.

Quién le iba a decir al visionario Hugh Hefner que medio siglo después del inolvidable primer número de Marilyn Monroe en 1953, aquella irreverente revista de su propiedad iba a hacer caja con unas cuantas pinturas. Todo apunta incluso a una recaudación «bastante alta» al concluir la puja, según reconocen en las galerías Heritage Auction. Con echarle un vistazo al precio de salida de los dibujos, queda todo dicho. El más caro parte de un mínimo de 37.500 dólares. Su protagonista es una despampanante rubia pintada por el peruano Alberto Vargas y que únicamente cubre sus partes íntimas... ¡Con un sombrero de paja!

El caché de Vargas -retratista de las 'pin-up', las modelos más cotizadas- es alto, porque otras dos de sus ilustraciones alcanzan de entrada la nada despreciable cifra de 25.000 dólares. Para carteras menos pudientes, algunas de las creaciones tienen un precio de salida de 750. No es indispensable acercarse a Dallas en busca de los deseados trabajos de Neiman, Giancola, Holland o Kinuko. Existe todavía la opción de pujar a través de Internet (www.ha.com). Dos cómics de Little Annie Fanny, serie que se publicó entre 1962 y 1988, pueden adquirirse junto a las apreciadas imágenes.


En contra de algunas creencias extendidas entre el gran público, la publicación no ofrece sólo fotos de chicas desnudas o ligeritas de ropa en poses sugerentes -sí, esas instantáneas a las que se cuelga la etiqueta 'de buen gusto'-. Aparecen también a menudo artículos sobre moda o productos de consumo, entrevistas o referencias a libros... Ni siquiera faltan opiniones políticas en casi todas las versiones de un magacine pionero que hoy se vende en medio mundo.

Para el editor de la revista, sus páginas son «una galería de arte». No es el único que lo piensa. El comisario de la subasta, Aaron Baker, se muestra convencido de que los coleccionistas pueden hacerse con unas pinturas «que representan la profundidad y el amplio espectro del arte en 'Playboy'». La recaudación dará y quitará razones.

Fuente:
elcorreodigital.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...