sábado, marzo 07, 2009

Millones de libros sin dueño y sin precio

Esta imagen pertenece a uno de los mayores almacenes de libros usados del Reino Unido, Bookbarn, que ha sido abandonado tras expirar el contrato de arrendamiento. Como fórmula para vaciar el local lo antes posible, los antiguos jefes han dado vía libre al público para que entre, rebusque y se lleve de forma totalmente gratuita los libros que desee. Ubicado en Bristol, Bookbarn era hasta la fecha uno de los proveedores más importantes de libros de segunda mano de Amazon y, tras cinco años de uso del almacén, deja en su superficie millones de libros sin dueño.

Ashley Nicholson, director de la propiedad, explica con perplejidad la idea original:

"Le pedimos a Bookbarn que limpiara el local y se deshizo de algunos libros, pero todavía queda una enorme cantidad de ellos. Creímos que sería una buena idea ofrecer a la gente la oportunidad de venir y elegir uno o dos libros y, así, ayudarnos a limpiar el almacén. [...] La respuesta fue increíble desde que lo abrimos al público. Es como una plaga de langostas.


Lo cierto es que los “cazadores de libros” han venido de todas partes, unos con la esperanza de encontrar algún tesoro literario, otros simplemente con la idea de abastecerse de lectura para una buena temporada.

"Me encantan los libros viejos. Esto es un lío, un verdadero caos, pero es emocionante rebuscar entre todo esto. Cuando descubres algo que quieres es como si encontraras un tesoro, afirma un estudiante que ha logrado hacerse con veinte volúmenes de la enciclopedia Compton y un tomo ilustrado de poesía de William Blake."

Se ha visto a gente entrar en el almacén con coches y caravanas para proveerse mejor. Otros acoplaron pequeños trailers a sus coches para transportar mayor cantidad de libros, y hubo hasta quien utilizó cochecitos de bebé.

Bookbarn es ahora más que un gigantesco rastro para los lectores, puesto que ni siquiera han de pagar con calderilla por lo que rescaten. Pilas y pilas de libros usados en donde los artículos son tan deseados como pisoteados (es la parte trágica), pero esto último poco importa a quienes tienen la oportunidad de abastecer sus bibliotecas sin dar un céntimo. Hazel Gurneet, una mujer de 61 años que ha acudido varias veces al almacén lo describe así:

"Cuando entras es un sitio increíble. Muchas de las estanterías han sido volcadas y los libros están por todas partes. No te sientes bien al caminar sobre todos estos maravillosos libros para encontrar lo que buscas. Pero teniendo en cuenta el precio de los libros hoy en día, ¿quién rechazaría esta oportunidad?"

Fuente:
papelenblanco.com

Mas aqui:
http://www.dailymail.co.uk/news/article-1156973/Thousands-scramble-free-books-Amazon-supplier-abandons-warehouse.html#comments

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...