lunes, mayo 25, 2009

Habemus Mundobasket en Bilbao

Buena noticia gentes¡¡¡¡¡¡


Sufrimiento hasta el final y explosión de júbilo tras adivinarse el nombre en inglés de España en el papel que sujetaba Arvydas Sabonis ante la mirada cómplice de Shasha Djordjevic. Se dilató en el tiempo el veredicto sobre la identidad del país organizador del Mundial de baloncesto en 2014. La eterna manía de prolongar la fumata blanca con vídeos prescindibles y preguntas tópicas a los invitados aumentó el factor de riesgo coronario entre las delegaciones de los tres países cuyos proyectos han sobrevivido hasta la votación final. Junto a la colonia española liderada por José Luis Sáez, presidente de la Federación española, y Jaime Lissaveztky, Secretario de Estado para el Deporte, sus homólogas italiana y china aguardaban que se develara el secreto. El coloso lituano pronunció el nombre del país en el que pasa buena parte del año y se abrió el cielo para los partidarios de un Mundial con acento español.

Todas las encuestas y vaticinios daban como claro favorito el proyecto aportado por la federación española. La trascendencia del baloncesto con los títulos de la quinta de Gasol, su poderosa Liga profesional -la segunda mejor del mundo tras la NBA-, los atractivos turísticos, las modernas redes de comunicación y la total involucración institucional a todos los niveles, desde el Gobierno de la nación al de los entes municipales, han cimentado el voluminoso trabajo que ha tenido como lema «Un Mundial de todos y para todos».

La logística del Mundial de 2014 seguirá abierta durante tiempo. Son fijas las cuatro subsedes de Bilbao, Sevilla, Granada y Las Palmas. El Bizkaia Arena será el receptor de la máxima competición internacional junto a otros tres magnos escenarios, dado que se va a afrontar la ampliación del palacio de Granada por encima de los 10.000 asientos y se construirán nuevos multiusos en Sevilla y Las Palmas que incrementarán dicho aforo. Además, en Madrid se ejecutará la edificación del Palacio de Valdebebas, entroncada en la creación de escenarios para la candidatura olímpica de la capital. Así mismo, no se descarta la entrada en liza de Barcelona, aunque su presencia se centraría en acoger partidos de octavos o cuartos de final.

El protocolo de la votación final resultó más igualado de lo que se barruntaba. En primera instancia no se concretó la mayoría necesaria y de acuerdo al reglamento de la Fiba se procedió a la eliminación del país que contó con menos adhesiones, China. El pulso quedó así centrado en Ginebra en un mano a mano entre España e Italia, que empataron en el siguiente escrutinio antes de, a la tercera, llevarse el gato al agua la propuesta defendida ayer mismo «con vehemencia y argumentos» por el presidente Sáez, según comentaron sus colaboradores más allegados.

«No les vamos a defraudar», apuntó José Luis Sáez en cuanto recuperó el resuello del interminable suspiro que prologó su discurso de agradecimiento. La anécdota del día le llevó a pasar serios apuros para leer en inglés el texto de aceptación de la tarea impuesta por la Fiba, «organizar el mejor Mundial de la historia».

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...