lunes, mayo 25, 2009

Los malos viajes de Gipi

Gian Alfonso Pacinotti (Pisa, Italia, 1963) exploró muchos límites: chupó cloretilo -un analgésico- que untaba en la manga del jersey y que le causaba un deseo desaforado de liarse a golpes con amigos roídos por similar pulsión; le dio al ácido lisérgico (la primera vez se vio convertido en Mickey Mouse); se cortó las venas al enterarse de que su primera novia quería dejarle; creó un grupo con el que berrear que odiaba a su padre, e incluso pasó por la cárcel.

Lo cuenta en Mi vida mal dibujada, su nueva novela (autobio)gráfica, editada por Sins Entido. Porque Gian Alfonso Pacinotti es Gipi, uno de los creadores del cómic europeo más reverenciado, después de obras como Apuntes para una historia de guerra, Exterior noche o Los inocentes. Será uno de los autores invitados al próximo Salón del Cómic de Barcelona, que en la pasada edición le concedió a S, un homenaje a su padre tras su muerte, el premio a la mejor obra extranjera.


Gipi publica ilustraciones en el diario La Repubblica, da conferencias sobre la historieta por Italia, tiene una productora de vídeo y asegura que no lee cómic. Es altamente recomendable, sin embargo, leer el suyo.

Fuente:
elpais.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...