viernes, mayo 29, 2009

Sobre el Salon de Barcelona en El Correo II

Habla Monica Bergós.


Super Obama y Flash Gordon.

La fascinación que el primer presidente negro de Estados Unidos ha despertado en medio planeta ha llegado hasta el mundo del cómic. Buena fe de ello dará una exposición dedicada a Barack Obama y sus incursiones en el territorio de la ilustración, que incluyen su propio cómic-book, o escarceos con superhéroes de la talla de Spiderman. Es uno de los platos fuertes del 27º Salón Internacional del Cómic de Barcelona que arrancará hoy en los pabellones de la feria de Montjuïc.

Esta edición del certamen además rinde su particular homenaje al deporte rey con la muestra 'Viñetas en fuera de juego', y celebra el 75 aniversario del legendario héroe Flash Gordon con una selección de originales de la obra de Álex Raymond.
«No es casualidad que el día elegido para presentar esta nueva edición del certamen coincida con la final de la Champions; es un buen presagio», explicaba el pasado miércoles con sorna Carles Santamaría, director del Salón. En una Barcelona inundada de fervorosos símbolos blaugranas colgados en balcones y escaparates con el objetivo de apoyar a los particulares gladiadores en Roma, la coincidencia no podía pasar desapercibida.

Que el Salón dedique además este año una exposición al flirteo mantenido a lo largo de los años entre la historieta y el deporte rey, es el no va más. En la muestra se expondrán páginas originales de célebres cómics como Oliver y Benji, Curro Corner, Eric Castel, Ronaldhinho Gaucho o Porquinho, así como una sección dedicado al humor gráfico en la prensa deportiva.

Representa esta exposición consagrada al fútbol un intento más de acercarse a un público masivo, según explica Santamaría. Un objetivo clave en los últimos años del certamen, que ha dado sus frutos. En la pasada edición, más de 100.000 personas acudieron a visitar las instalaciones de una feria que no para de crecer. Este año se espera superar esa cifra. Otro intento por salir del gueto y llegar a muchos más de los habituales condicionales del sector lo representa la exposición Súper Obama. El director del Salón calificó al presidente estadounidense como «un icono moderno, cuyas repercusiones van más allá de la política». Hasta Mortadelo ha querido hacer migas con este nuevo superhéroe del siglo XXI, según da cuenta el certamen.

Pero para los amantes enardecidos del cómic, esos fieles seguidores de las historietas, que no se pierden ni una sola novedad, habrá suculentas degustaciones. Visitará Barcelona el dibujante coreano Jim Lee, uno de los artistas más influyentes desde la década de los 90, quien saltó a la fama gracias a su trabajo en series como 'Alpha Flight' y 'Punisher War Journal'. El autor atesora un envidiable récord: es creador del cómic de superhéroes más vendido de la historia, con 8 millones de ejemplares por la serie 'X-Men'. Actualmente dibuja 'All Star Batman' y 'Robin the boy wonder'.

Entre el resto de invitados de excepción que volarán hasta Barcelona se encuentran los artistas estadounidenses Mike Mignola y Mark Waid, creadores, respectivamente, de Hellboy y de 'Batman en Barcelona', y el francés Nicolas Wild, una de las figuras más destacadas en novela gráfica. Una lluvia de estrellas que presagian, según sus organizadores, un nueva exitosa edición del Salón, en un momento que no podía ser más dulce para el cómic nacional. «La oferta editorial es cada vez más rica y el interés por el sector también está en alza, así como el reconocimiento de los autores españoles en el panorama internacional», subraya Santamaría. Más de 60 dibujantes españoles trabajan en la actualidad para editoriales americanas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...