viernes, mayo 29, 2009

Una viñeta premonitoria

En Junio de 1941, Hitler poseía casi toda Europa y con la excepción de la Batalla de Inglaterra, el asunto había resultado ser un paseo militar (nunca mejor dicho). Pero seguramente que animado por estos éxitos y debido a su insaciable ansia expansionista, Hitler cometería uno de sus mayores errores. Pone sus ojos en Rusia y rompiendo el tratado de no agresión que había firmado con Stalin se prepara para invadirla convencido de que antes del invierno, Moscú sería suyo.

Seguramente que Adolf, para su desgracia, no pudo ver esta viñeta y si la vio no la hizo caso, ya que tal vez el contemplarla se lo hubiera planteado nuevamente y la operación Barbarroja no se habría llevado a cabo.


La viñeta es de un dibujante americano llamado Theodor Geissel, que firmaba como Dr. Seuss. La publicó unos días antes de que Hitler comenzara su invasión a Rusia y en ella advierte a Adolf que Rusia no va a resultar una pieza fácil para su colección, como lo habían sido los demás países (obsérvese el detalle de que Italia es una mofeta atropellada). La viñeta, aparte de ser genial, no pudo ser más premonitoria. Hitler subestimó la capacidad del pueblo ruso y la apertura de ese nuevo y duro frente le obligó a desviar una ingente cantidad de recursos humanos y materiales. El enorme desgaste que supuso la operación Barbarroja sería el principio del fin del Tercer Reich.

Fuente:
historiasconhistoria.es

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...