miércoles, junio 24, 2009

Una exposición armada


Armaduras, cascos y escudos junto a los retratos de los principales monarcas españoles que los vistieron durante el Renacimiento acaban de ocupar la National Gallery of Art de Washington, en lo que supone una exposición única sobre el periodo más esplendoroso de la España imperial. Nunca antes se habían reunido en una misma sala las armaduras de los siglos XV, XVI y XVII procedentes de la Real Armería de Madrid, la más antigua y una de las de mayor calidad y mejor dotadas del mundo.

También se exhiben retratos en su mayoría procedentes del Museo del Prado. Obras firmadas por maestros de la talla de Rubens, Van Dyck o Velázquez, en las que aparecen reyes y príncipes ataviados con unos armazones de metal que simbolizan como pocas objetos el poder de la realeza. Los afortunados que puedan ver la muestra tendrán a su alcance «las principales obras maestras de la armadura de Europa», aseguró ayer en Washington el comisario de la exposición Álvaro Soler.

La muestra, titulada 'The Art of Power: Royal Armor and Portraits from Imperial Spain' (El Arte del Poder: Armaduras y Retratos de la España Imperial), estará abierta al público en la capital federal del 28 de junio al 1 de noviembre.
El recorrido apabulla. Se muestran 75 armaduras y cuadros, además de magníficos tapices y obras en papel de Alberto Durero y Giulio Romano. La organización del evento corre a cargo del propio Patrimonio Nacional, la Sociedad Estatal para la Acción Cultural Exterior y la Nacional Gallery of Art.

«En el Renacimiento, la armadura era un símbolo artístico de poder soberano y marcial. Junto con retratos de corte que rezuman gravedad, sobriedad y formalidad, la armadura refuerza el poder del modelo retratado», afirma Earl A. Powell III, director de la National Gallery of Art. «Estamos muy agradecidos a los museos y coleccionistas privados, que han accedido a prestarnos sus cuadros para armonizar las lujosas armaduras de la Real Armería española en esta ocasión única».

La Real Armería de Madrid, fundada en el momento de máximo esplendor de la Corona en cuanto a su poder internacional, tiene una gran relevancia histórica, artística y simbólica. Creada en gran parte por el emperador Carlos V y su hijo, Felipe II, alberga no sólo las armas personales de los reyes españoles, sino también varios trofeos militares y regalos de diplomáticos y familiares.

'El Arte del Poder' incluye doce armaduras completas, cascos, escudos y armaduras ecuestres. Piezas todas ellas utilizadas en el campo de batalla, pero también frecuentemente en juegos caballerescos cortesanos del Renacimiento, como justas y torneos, que se remontan desde el reinado del emperador Maximiliano I de Austria (1493-1519) hasta Carlos V y sus sucesores, Felipe II, Felipe III y Felipe IV.
Álvaro Soler cree que se ha hecho un gran trabajo para que la muestra, valorada en 66 millones de euros, se convierta en uno de los grandes atractivos culturales del verano en Washington. «No es una exposición grande si consideramos el número de objetos, pero todas las piezas son obras de arte», asegura.

Como muestra del valor económico que tenían las armaduras en su tiempo, el comisario puso una comparación. Mientras que a un armero le podían pagar 3.000 ducados de oro por realizar uno de estos trajes acorazados, Tiziano u otro gran artista del momento cobraba por pintar un retrato, como mucho, alrededor de 400 ducados.

Fuente:
elcorreodigital.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...