martes, julio 14, 2009

Alonso quiere hacer un equipo con Contador

Si algo no se entiende actualmente en el mundo del ciclismo es que España, que pasa por tener actualmente los mejores corredores del pelotón profesional, no tenga un equipo de primer nivel. Ahora mismo, en el Tour, sólo hay dos equipos españoles: Euskaltel-Euskadi y Caisse d’Epargne. El primero es de consumo interno y tiene por objetivo dar salida a la cantera vasca; el segundo, más poderoso y con horizontes más amplios, está patrocinado por una entidad bancaria francesa, luego responde más a intereses foráneos que españoles por mucho que sus líderes sean Alejandro Valverde, Luis León Sánchez y Óscar Pereiro.

Atrás, casi olvidados por el tiempo, quedan los gloriosos años del Clas, ONCE, Amaya y Banesto, entre otros. Eran años —la década de los 90— en los que los ciclistas españoles no tenían que emigrar fuera para tener contratos dignos y en los que, además de apostar por los de casa, se fichaban estrellas del extranjero, como por ejemplo Rominger, Jalabert y Zülle.

El ciclismo español, por corredores y por equipos, era una potencia mundial. Ahora, sin embargo, la calidad de los nuestros es indiscutible, como lo demuestran los éxitos de Contador, Sastre, Valverde, Freire, Samuel Sánchez, Luis León y un larguísimo etcétera de grandes campeones, tanto de vueltas por etapas como de clásicas, pero carecemos de un patrocinador que pasee el nombre de España por el mundo. Con suerte, sin embargo, esta situación se podría acabar gracias a Fernando Alonso, nuestro flamante piloto de Fórmula 1.


La visita del asturiano al Tour parecía, sin más, una visita de cortesía, la de una persona que disfruta viendo ciclismo. Según se dijo entonces, había ido invitado por su masajista personal, el mismo de Bennati en el equipo Liquigas, pero MARCA ha podido saber que llevaba una doble intención, porque en su cabeza hay sitio para un plan que podría relanzar al ciclismo español: la creación de un gran equipo que, bajo su tutela, estaría financiado por el Banco de Santander o alguno de sus otros patrocinadores personales.

Alonso, al parecer, ya ha hablado con Alberto Contador, que estaría encantado de liderar este nuevo equipo, aunque todavía no se puede comprometer porque tiene un año más firmado con Astana. Sin embargo, nadie sabe qué va a pasar en los próximos meses con el equipo kazajo, que quiere desprenderse de Johan Bruyneel como mánager para dar cabida a Alexandre Vinokourov. Con suerte, de ese tipo de cambios y guerras podría obtener la libertad, algo que ahora mismo necesita para poder comprometerse con el proyecto de Alonso. Mientras, Bruyneel y Armstrong formarían un nuevo equipo bajo el paraguas de Livestrong, aunque sin Contador.

Que, de la mano de Fernando Alonso, el Banco de Santander quisiera patrocinar un equipo ciclista de primer nivel no sería de extrañar teniendo en cuenta que su vicepresidente y consejero delegado, Alfredo Sáenz, fue presidente de Banesto en la última etapa de Miguel Indurain, tras la intervención de esta entidad por parte del Banco de España.

Sáenz apoyó el ciclismo durante muchísimos años y conoce este deporte por dentro, luego no sería de extrañar que ahora no quisiera dejar pasar la oportunidad que se presenta de volver por la puerta grande con Alberto Contador como líder. Sería lo mejor que le podía ocurrir al madrileño y al ciclismo español en su conjunto, tan necesitado como está de patrocinadores y, sobre todo, de un equipo de referencia a nivel mundial.

Fuente:
marca.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...