sábado, julio 18, 2009

Dibujos de locura


A José Luis Zumeta (Usurbil, 1939) siempre le ha encandilado el arte marginal. Es un devoto de aquellas obras que generalmente sus autores desarrollan al margen de las academias artísticas: graffitis, pinturas de niños, arte popular... A mediados de la década de los 80 el azar quiso que, por medio de unos amigos, cayera en sus manos una revista escrita y editada por los internos del Hospital Psiquiátrico San Juan de Dios, enclavado en el barrio de Santa Águeda de Mondragón. Se llamaba 'Globo Rojo'. En la publicación había decenas de poemas y textos que un cuarto de siglo después le sirvieron de inspiración para dar forma a 38 originales serigrafías. Ahora, esos dibujos abstractos y con un colorido fuera de lo común pueden contemplarse en el Museo de Bellas Artes de Bilbao.

«He usado 26 textos cortos muy abiertos, cuya interpretación es totalmente libre», analizaba ayer el artista guipuzcoano durante la inauguración de la divertidísima muestra, que incluye rótulos en inglés, euskera y castellano. 'Ay! Corazón!' -como ha sido bautizada en los respectivos idiomas- podrá visitarse en la centenaria pinacoteca hasta el 13 de septiembre. A continuación, recalará en San Sebastián, la feria de Durango y el museo de Gernika.

En realidad, todas esas obras no han sido creadas para ser exhibidas colgadas de una pared, sino que forman parte de un libro de edición limitada a 150 ejemplares numerados, firmados e impresos sobre papel hecho a mano. La idea de hacer un volumen ilustrado con dibujos viene de lejos. Al descubrir 'Globo Rojo', Zumeta envió una serigrafía a los creadores de la publicación «felicitándoles por su trabajo». Ellos le enviaron encuadernados la veintena de números de la revista que existían hasta entonces. «Al verlos y leerlos me pareció que era un material interesante para utilizarlo luego en un libro, pero no sabía cómo hacerlo», admitió el pintor.

Después de muchos años de olvido, en 2006 su hija Usoa -impresora y editora de arte gráfico- le propuso llevar a cabo un proyecto similar. No le hizo mucho caso. Ella «insistió e insistió» y el artista cayó en la cuenta de que aún quedaba margen para sacar adelante aquella iniciativa frustrada. Fue entonces cuando Zumeta, uno de los fundadores del grupo Gaur junto a escultores de la talla de Chillida, Basterretxea y Oteiza, ideó los dibujos y comenzó a dar forma a la maqueta del libro. Nada pudo frenar su creciente ansia creativo; ni siquiera el tiempo transcurrido o que se enfrentara a un crudo invierno al otro lado del charco: en Buenos Aires.


«En las chimeneas del sueño / el fuego ilumina ausencias». Fragmentos de poemas como éste permiten al autor usurbildarra dar rienda a la imaginación y adentrarse, como es habitual en él, en un mundo informalista impregnado por toneladas color. Es un estilo que roza lo caricaturesco, muy agresivo y repleto de personajes deformes. Es eso que los expertos han venido a denominar expresionismo abstracto.
Para el director del Bellas Artes, Javier Viar, las obras de la exposición «son espléndidas desde el punto de vista artístico y técnico». Todas están basadas en escenas de la vida cotidiana descritas a su manera por los propios enfermos y a las que posteriormente Zumeta ha intentado buscar «una unión» a través de su personalísima forma de ver las cosas. Da igual que el amarillo se mezcle con el rojo o el verde. Lo importante es el mensaje.

Fuente:
elcorreodigital.com
andaluciainformacion.es

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...