miércoles, octubre 28, 2009

Una vida errante : Volumen 1

Interesante.

Muy interesante.

Es la palabra que se me viene a la cabeza tras disfrutar de esta estupenda novela gráfica japonesa de Yoshihiro Tatsumi

Si,novela grafica japonesa, o gekiga, que no solo de bolas de arroz vive el hombre del sol naciente.

Bueno, tras dejar claro esto, me voy a pegar una copiada a la pagina de Astiberri, ya que pienso que la introduccion es buena, y en este momento encaja en al reseña, que luego continuaré:


"Yoshihiro Tatsumi es una figura seminal en la historia del cómic japonés, cuya obra goza de reconocimiento mundial. Es el padre del gekiga, un tipo de cómic diferente, más culto y literario que la mayoría de los manga de su época, y que puede considerarse el equivalente de la actual novela gráfica. Una vida errante ofrece un relato en dos tomos en primera persona de la evolución del manga desde que era considerado una “cosa de niños” hasta que se convierte en una parte vital del paisaje cultural japonés.

Tatsumi invirtió once años de su vida en la elaboración de esta monumental obra autobiográfica (los dos volúmenes suman 850 páginas en total), comenzando por sus experiencias infantiles en Osaka y pasando por su adolescencia y juventud en un Japón abrumado por las sombras de la segunda guerra mundial.

A través de su álter ego, Hiroshi, Tatsumi muestra el deteriorado matrimonio de sus padres, la frágil salud de su celoso hermano y las numerosas trampas a las que debe enfrentarse en el competitivo mundo del mercado del manga en el Japón de mediados del siglo XX. Una vida errante es un libro personal y apasionado pero también es una obra ambiciosa sobre una persona y un país en transición."

Hasta aqui la copiada, ahora toca la opinion en si misma, que ya dejé entrever en las primeras lineas, con lo de interesante y demás.

Tras una interesante (de nuevo) introduccion , nos metemos en harina con una obra en la que consigue el autor, con tres historias en una, un conjunto perfecto, ya que no se le notan los hilos al hilvanado de las mismas, y pese a que a continuacion las ponga en un orden, podrían considerarse de un peso y una importancia equivalente en el conjunto de la historia, haciendo buena aquella máxima de que el orden de los fantores no alteras el producto.

Empazamo con la primera parte dl conjunto, que es la del pais,un Japon en 1945 que viene de perder la guerra y que trata de levantar la cabeza , como vemos en las viñetas de contextualizacion, que cumplen a la perfeccion con su objetivo, que no es otro que hacernos participes de las heridas y el dolor que preñan la vida de unas gentes, por otra parte fuertes y decididas a seguir adelante, mientrasd vemos la calidad de vida del lugar, y vamos conociendo los hitos historicos y culturales que suceden a la par que la vida de nuestros protagonistas.

La segunda pieza del puzzle es la del manga, con autores, mas o menos famosos de la época en la que vive Tatsumi, con el mismisimo Tezuka a la cabeza como un personaje mas,y que nos hace ver la realidad de la existencia del manga en Japon, desde su elaboracion y horneado , hasta su degustacion, hablandonos el autro de su obra ,por supuesto, con lo que vemos como una idea, o una obligacion por aquello de llevar el arroz a casa, pasa de ser algo efimero a algo plasmado en un papel.

Y la tercera pieza del mosaico es la vida y milagros de la familia del autor, con su extraña convivencia , principalmente por la relacion entre el padre y la madre, y con la relacion de amor y rivalidad que se profesa con su hermano enfermo,Okimasha, autor también de comic, que ha de crecer junto a Tatsumi en la historia, en lo personal y en lo profesional, siempre a la sombra del niño prodigio que es Tatsumi, rebosante de salud y energia, con la dureza y frustacion que eso conlleva.

Asi pues estamos ante una gran historia, narrada de una manera muy profesional, sin alardes de estilo, como un autyro plenamente asentado y consciente de ello que es Tatsumi cuando se mete con ella.

Premio Tezuka a la calidad en el 2009, tras muchos años intentando hacer algo diferente, y sin poder hacerlo debido a las necesidades propias de un pais en la posguerra, el autor consigue dejarnops al fin el legadop que siempre ha querido dejar.

Decian las bilbainas gentes de Astiberri, editores del asunto, que hubo posibilidad de que viniese al Salon del Copmic de Getxo como invitado, pero sus 90 y pico años y su delicada salud han impedido que asi fuese, una lastima, ya que es un tio interesante, con una vida interesante.

Puntuacion:9/10
Un final abrupto, debido al corte que por motivo editorial se ha tenido que hacer al comic, que no estaba escrito para ello, hace que te quedes con ganas de mas, y con la nostalgia de seguir escuchando las historias de un viejo amigo o familiar, pero tranquilos, que el segundo tomo lo tenemos el mes que viene.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...