miércoles, noviembre 18, 2009

El Símbolo Perdido de Dan Brown


Tras el terremoto Da Vinci nos llega la nueva novela, esta si es nueva, no como las aprovechadas ediciones posteriores de Angeles, demonios, fortalezas y demás, de Dan Brown, culpable con mayusculas de que los thriller-basura inunden nuestras droguerias y estantes, y ojo, que a mi me molan.

Y es que como evasión intrascendente , ligerita, para leer a tumba abierta y olvidar cuanto antes, este tipo de novelas no tiene parangón, por lo que de cuando en vez me mola meterme entre pecho y espalda un par de dias de trescientas paginas, acontecimiento repetido una vez mas con este simbolico libro que nos ocupa.

Arranca bien, camina mejor y decae como el solo, sobrandole nisecuantas paginas, desde nosecual pagina por el medio, hasta las nosecuantas del final mas soso, aburrido y estirado que recuerdo en este tipo de literatura, que lo es.

Consigue el bueno de Dan, marca de la casa, cogernos rapidito por el cuello, tratando de dejarnos sin resuello, como a su sufrido protagonista, de nuevo en inefable alter ego del autor, Robert Langdom, trasunto intelectual de Indiana Jones, al que merced a la peli ahora todos ponemos la cara, los kilillos de mas y las melenillas de Tom Hanks.

A fe mía decía que consigue llevarnos, de voltereta en voltereta, por el Washington masónico, misterioso y desconocido para la plebe mortal como somos nosostros, capital del Imperio, que dan ganas de visitar de la mano de Brown, o alguno de sus colegas iniciados, para ver todas estas cosas que nos cuenta el pollo.

Y es que como guía turistica de este mundillo sectario la cosa funciona de miedo, con ritmo y vigor, siempre mirando hacia delante en una trama que engancha y engaña, como grande que es Dan Brown en este genero, sabe lo que se hace, y maneja bien peones y estrategias.

Robert langdom ha sido invitado a dar una conferencia en la gran capital por un amigo, señor masón y millonario famoso filantropo y tal, pero cuando llega al lugar en cuestion esperando ver el gentio que corresponde, se encuentra con la mano amputada de su compi, secuestrado por el malo maloso del la novela, que....... pues eso.

Con muchos elementos comunes a este tipo de libros, y con varios elementos comunes a los anteriores del autro, vease el malo albino del Codigo Da Vinci, un ser cuasi inmortal en su eterna duda, y comparese sin demasiada dificultad con el que en este nuevo texto nos ocupa, asi comola presencia femenina floral de ambas obras, o el anciano mentor y tal y tal, la cosa funciona dentro de los limites de su exageración, hasta que hablamos de noética y cultura religiosa.

El el prologo o presentacion previa, el autor nos dice que todo lo que acá se cuenta es cierto, no los personajes ojo, sino ciertos datos tecnicos y tecnológicos, asi como culturales y especialemente los relativos a la ciencia noética. Y es en estos ultimos aprtados donde la cosa pincha y se infla sobremanera, ya que tras lo que parece haber sido una especie de abdubcion, el señor Dan Brown da un giro a la narracion, y pasa de llevarnos con gusto a través de la vertiginosa acción, para darnos cada vez mas y mas paginas con el asunto noetico, y con las religiones y sus mil y una lecturas.....txapa publicitaria absolutamente subjetiva que el se cree, como queda claro tras lo leido. Una verdadera , no me gusta decir que, tonteria , sobrante, engolada, rimbombante y que debería de ser vigilada.

Gustará a algunos, gustará a cachos, disgustara a muchos, y sin duda venderá la ostia, que es de lo que se trata.

Por otra parte, siendo honrados, el aprobado tras un gran exito de una segunda novela, aunque sea mas que la segunda, hay que darselo, ya que , como dice la cancion, que el ritmo no pare no, que el ritmo no pare....

Puntuacion:6/10
Lástima de lo dicho.

Porcierto,entre otras cosas, como el billete, el mapa de la ciudad y asi, miré lo del cuadro de la Melancolia, por cuadrar , quien lo haya leido ya lo comprenderá, y es una verdad como un templo, como lo del bilete o el mapa de la ciudad. Ciertamente eso lo hace bien el tio. Chapeau.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...