domingo, noviembre 15, 2009

Manny Pacquiao ya es el mejor boxeador de la historia

EL FILIPINO SE CONVIERTE EN EL PRIMER PÚGIL EN SUMAR SIETE TÍTULOS MUNDIALES EN SIETE CATEGORÍAS DIFERENTES.


El filipino Manny Pacquiao hizo buenos todos los pronósticos al vencer por KO técnico en el duodécimo asalto al puertorriqueño Miguel Cotto y conseguir el título de campeón del peso welter, versión Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Pacquiao, de 30 años, hizo historia al dar una cátedra de velocidad, poder y boxeo para derribar en dos ocasiones a Cotto y ser el nuevo monarca de la OMB dentro del peso welter, su séptima corona mundial en el mismo número de categorías.

13 son los millones de dólares que se ha llevado Pacquiao por esta pelea
El árbitro Kenny Bayless se vio obligado a detener la pelea en el décimo segundo episodio, después de que Cotto, de 29 años, ya no peleaba sino que trataba sólo de escapar del castigo que le propinaba Pacquiao.

Pacquiao pareció sorprendido en el primer asalto de la pelea pactada a 12, pero poco a poco recuperó el control y dominó al ahora ex campeón Cotto en la velada denominada 'Fuerza Explosiva', que se celebró en el MGM de Las Vegas, Nevada.

Así se quedó Miguel Cotto tras perder contra Manny Pacquiao



A partir del segundo asalto Pacquio empezó a hacer su pelea, dando muestras de velocidad de piernas, y poder en los puños que hicieron gran daño al boricua, a pesar de la diferencia de peso que este último tenía sobre el filipino.

En el tercero, Cotto trató de recuperar el terreno perdido haciendo un boxeo como en el primer asalto, a base de largos y fuertes 'jabb', que mantenían a Pacquiao a la distancia y sin poder conectar, pero este último con más velocidad en las piernas pudo entrar a la guardia del boricua y con una fuerte combinación mandó a la lona al ex campeón.

Cotto nuevamente trató de recuperarse en el cuarto episodio, y llevó hasta las cuerdas a Pacquiao, pero el filipino sacó un uppercut de izquierda que sorprendió al boricua, quien nuevamente cayó a la lona.

Para el sexto Cotto estuvo cerca de caer nuevamente. El boricua se mostraba desesperado al desconocer la forma en que debía contrarrestar a Pacquiao, ya que la velocidad de este último le impedía desarrollar una estrategia o por lo menos meter al filipino a su pelea.

En el séptimo episodio Cotto se mostraba no sólo desesperado sino agotado, con un párpado izquierdo sumamente lastimado, que en el noveno episodio empezó a sangrar, y en el décimo estaba exageradamente abultado.

Para el décimo asalto incluso la esposa de Cotto y su hijo salieron de la arena, quizá como preámbulo de que la esquina del boricua podría por concluida la pelea.

El décimo primer episodio Cotto siguió siendo castigado y lo mismo ocurrió en el 12, cuando Bayless decidió detener el combate, que se había inclinado de un solo lado a favor del filipino.

Pacquiao, que al concluir la pelea se fue con su banda a tocar en un concierto programado también en Las Vegas, abrió las puertas para la gran pelea del próximo año con el estadounidense invicto Floy Mayweather Jr., que podría ser su gran rival en el 2010.

Fuente:
marca.com

1 comentario:

iocal dijo...

El titular es un poco exagerado, pero la actuación del filipino fue impresionante. Y más impresionante si pensamos que se ha proclamado campeón del mundo welter cuando empezó como peso mosca.

Un saludo, tienes un blog cojonudo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...