jueves, diciembre 03, 2009

Arlerí


Derrotado.

Asi me tiene este Baudoin.

Y es que , tras descubrirle definitivamente con Los cuatro rios, tambien de Astiberri, cojo cualquier cosa suya, según llega a la zona de novedades de la drogueria habitual, y lo hojeo asi por encima y paso.

No me va, no me gusta su dibujo, me parece sucio, feote, deslavazado.

Pero empiezo a leerlo con mas pausa, sopesando , metiendome en la obra, y jo, que tio, me coje de todas todas, he de rendirme ante el, ante su arte, ante su modo especial de dibujar comic, mas bien de pintar, de contarnos historias, de contarnos vidas, como me dice el bueno de Biom Kael,colega dibujante, haciendo lo que le da la gana, dibujando como le da la gana, narrando como le da la gana.

Y asi es.

Y me derrota una vez mas....

En este caso con su autobiografia, si , otra mas, no hay como ser autor de comic para hacer autobiografia oye, es la ostia el oficio, da para contar mas que el de madero de antivicio, una autobiografia afrontada de un curioso modo, ya que Badouin se proyecta al futuro, y se dibuja como un viejo pintor de oleo, que charlando con la modelo a la que pinta en un desnudo, nos va descubriendo pequeños fragmentos de su pasado, incidiendo en su vision y relacion con el sexo opuesto, centrandose el amor y el sexo principalmente.

Habla de hombres y mujeres, de sus puntos en comun y de los que nos distancian, sin tapujos, sin escondernos nada, con cercania y sensibilidad, dotando a todo de un delicioso barniz poetico.

Y lo hace sumergiendose y sumergiendonos en su mundo pictorico, improvisado, laberintico y genial, mientras no hace ver lo equivocados que estamos unos y otros muchas veces, y lo acertados que estamos otras, aunque no nos demos cuenta.

Una pequeña delicia, tierna y delicada, que no es sino un curioso alegato disfrazado de autobiografia.

Puntuacion:8/10
Lo dicho, derrotado.

2 comentarios:

David dijo...

Pues a mí su dibujo no me parece lo mismo que a ti. De hecho, yo flipo literalmente con sus dibujos. Me parece la hostia en ese sentido. En los otros apartados que mencionas, desde luego que coincido.

Mikel dijo...

Un libro diferente, para perderse dentro de él. Con ese dibujo es imposible no quedar subyugado. Encima, en color. No tiene desperdicio. Lo dich, dibuja como le da la real gana el tío. Impresionante. Y además el toque autobiográfico es de lo más interesante.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...