jueves, marzo 11, 2010

Siete detenidos en Irlanda por un supuesto plan para asesinar a un dibujante sueco

La policía de Irlanda ha detenido este martes a siete personas sospechosas de planear el asesinato del artista sueco Lars Vilks, de 63 años. Al Qaeda puso precio a la cabeza de Vilks en 2007 después de que este exhibiera en una galería de arte sueca varias caricaturas del profeta Mahoma, una de ellas con forma de perro: 100.000 dólares (74.000 euros), con una prima del 50% si los asesinos degollaban al artista como un cordero.

El caso evoca el del caricaturista danés Kart Westergaard, que en 2005 desató una furiosa reacción de musulmanes de varios países por unas caricaturas de Mahoma que consideraban ofensivas. Sobre Westergaard pende una fatua que pide su asesinato y en enero pasado la policía danesa detuvo a un somalí frente al domicilio del caricaturista armado con un hacha. Este se había refugiado junto a un nieto suyo en una habitación especialmente habilitada para ponerse a salvo en el caso de un ataque.


En el caso del sueco Lars Vilk,(imagen) las cosas no han llegado tan lejos. La policía de Irlanda ha desbaratado lo que parece un complot para planear su asesinato. Los detenidos son cuatro hombres y tres mujeres, de edades comprendidas aproximadamente entre los 25 y los 50 años. Todos ellos son musulmanes, aunque no está claro su lugar de nacimiento: algunos de los detenidos tienen pasaportes irlandeses y entre ellos puede haber alguno que se haya convertido al islamismo. Otros parecen ser originarios de Oriente Próximo.

Según la Garedai, la policía de la República de Irlanda, la operación se ha llevado a cabo en colaboración con la CIA y el FBI en Estados Unidos. Los arrestados están siendo interrogados en diversas copmisarías en Waterford, Tramore, Dungarvan y Thomastown y se les ha aplicado la ley de Justicia Criminal de 2007. La policía dispone de siete días antes de decidir si presenta cargos contra ellos.

Nacido el 20 de junio de 1946 en Helsinborg (Suecia), Lars Vilks es un escultor y teórico del arte. En julio de 2007 exhibió una serie de dibujos representando a Mahoma en la ciudad de Tällerud, pero la exhibición apenas duró unos días por las protestas que suscitó por ser consideradas ofensivas. Después de que la muestra fuera rechazada en otros museos del país, el diario Nerikes Allehanda, editado en la ciudad de Orebro, publicó una de ellas en la que Mahoma adopta la forma de un perro. Las protestas se extendieron a varios países y Al Qaeda puso precio a la cabeza del artista y la del director de la publicación.

Fuente:
elpais.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...