martes, abril 06, 2010

Asesinato colateral

Dos empleados de la agencia Reuters, un fotógrafo y un conductor, murieron por los disparos efectuados por un helicóptero Apache en la zona este de Bagdad en 2007. Los intentos de Reuters por conocer las razones del ataque y las imágenes tomadas desde el helicóptero recibieron la negativa de las autoridades militares norteamericanas. La versión oficial es que el Apache había respondido a un ataque de fuerzas insurgentes.

Wikileaks ha recibido las imágenes de una fuente desconocida y cuelgan el video aqui. Muestran que el Apache pide permiso para atacar a un grupo de personas porque dos de ellas parecen llevar armas. En concreto, dicen que tienen AK-47, aunque se trata del personal de Reuters que lleva encima su material de trabajo. Nadie está disparando sobre el helicóptero, porque nadie lleva armas y nadie parece consciente de que estén siendo observados.

Nada de lo que se ve hace pensar hace pensar en un ataque o emboscada.

El helicóptero recibe permiso para disparar, a pesar de que las normas de combate impiden en principio abrir fuego contra nadie que no esté atacando a las fuerzas norteamericanas. "No tenemos gente al este de nuestra posición, así que pueden disparar", escucha la tripulación del aparato. No hay soldados norteamericanos cerca, con lo que reciben permiso para abrir fuego.

Varias descargas acaban rápidamente con los congregados en la calle, entre ellos los reporteros. Uno de ellos se arrastra herido por el suelo. El Apache pide permiso para eliminarlo, pero están esperando a que coja un arma para disparar. "Mira a esos cabrones", se escucha en la transmisión. Los que ven las imágenes felicitan a la tripulación.

Instantes después, aparece una furgoneta para recoger a los heridos. Tampoco se ve ningún arma y el Apache no dice que haya detectado ninguna. Sin embargo, vuelven a pedir permiso para disparar ("Vamos, dejadnos disparar"). Lo obtienen y destrozan el vehículo y a las personas que han salido de él para recoger los cadáveres.

Desde el aire, calculan que hay doce o quince cuerpos en la calle.

Posteriormente, aparecen soldados norteamericanos en la zona y descubren que hay dos niños entre los heridos. En la transmisión, se oye: "Bueno, es culpa de ellos si llevan a los niños a los combates". "Exacto", responde otro.


En la imagen Namir Noor-Eldeen. Periodista de Reuters asesinado en Irak.

Sobre otro incidente similar ocurrido en Afganistán donde los soldados mataron a cinco civiles, incluidas tres mujeres e intentaron encubrir los hechos (la lista de este tipo de 'incidentes' es interminable), The Economist escribe:

When one hears about something like this, it forces one to think about what the essential character of the American intervention in Afghanistan is. It's possible to contextualise this sort of slaughter of innocents and subsequent mendacity as accidental collateral violence, followed by terrified stupidity. Perhaps these kinds of incidents are inevitable in war, and should not undermine America's dedication to the overall effort. Or perhaps they can be prevented through technical measures; as Spencer Ackerman points out, General Stanley McChrystal has curtailed night-time raids and taken closer personal control over special-forces operations precisely to avoid any further such mistakes.

Or, on the other hand, this kind of unfortunate waste of human life may be the basic shape of the NATO intervention, while the noble mission of beating back misogynistic theocracy and building a stable, reasonably democratic government is in fact a fantastical utopian sideshow. This was the fundamental shape of the moral argument that rent American politics in two during the Vietnam war.

The men who could never forgive John Kerry for his testimony before Congress were infuriated because he treated the war's pointless slaughter and periodic atrocities as its essential character. In the view of many who fought, including many South Vietnamese, those things were collateral damage; most of those who fought were honourable, and the fundamental cause was just.

But history has sided with Mr Kerry: the pointless slaughter was the essence of the Vietnam war, while the cause of a free and democratic South Vietnam was a weird fantasy.

Fuentes:
guerraeterna.com
http://periodistas21.blogspot.com/

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...