martes, abril 20, 2010

Fragmentos de un cuaderno manchado de vino de Charles Bukowski


Es siempre disfrutable reencontrarse con los amigos del pasado, esos con los que tantos ratos y tantas vivencias tuvo uno, y porque no, en ese grupo, pequeño, pequeñísimo, reducido a la mínima expresión de los dedos de un muñon que dice el castuo, en ese grupusculo decía se han de incluir los autores, artistas, creadores, charlatanes de feria, deportistas, personas o personajes que por uno u otros motivos en algún momento de nuestra vida han sido merecedores de estarlo.

En mi caso Chinaski y Bukowski lo fueron y aquí están de nuevo, lo cual es una alegria dificil de escribir y de describir.

Que recuerdos me trae la agradable lectura de algo inédito de este borracho, maestro de cinismo, superviviente en las asperas callejuelas del capitalismo exacerbado, que me empujo a los parques y plazas de Bilbao y alrededores en una convulsa época de mi adolescencia en la cual, como todos o como mínimo como muchos, buscaba mi camino a través de una desaforada e inocente rebeldía, que veía en los textos de este y otros autores una inevitable y absorvente referencia, que hizo que mas de uno y de dos días me pusiese hasta mas allá del culo y mis heridos y maltrechos huesos durmiesen en los bancos o el frio hormigón, tratando mi cuerpo de curar sus heridas y mi mente de buscar su lugar en el mundo, mientras mis dedos plasmaban con bolis Bic en servilletas de bar y cuadernos de anillas lo que mi sed de locura y aventura y mi enorme hastío me llevaban a hacer....que días aquellos...tal vez en un futuro me curre yo mi cuaderno manchado de vino, o de cerveza, o de cualquier cosa que me sacase de mi cuerpo....

Pero bueno, estamos hablando de otra cosa, de un libro, en el que no sale Chinaski, pero que nos trae al mejor Bukowski de siempre, en todas sus etapas, en fragmentos o no, de relatos, de poemas, de ensayos , de todo un poco,en el que el papel es de nuevo el filtro que destila a este puto cabrón vividor, genial e inigualable que fue Charles.

Libro que sirve, como nos dicen desde marketing, de colofon a una obra, y que sin embargo no veo, como también nos dicen los publicistas, como acercamiento al autor,ya que para ello sin duda lo mejor es la autobiografia de la Senda del Perdedor, y es que estos fragmentos se me antojan mas bien, pese a que la lectura aguanta esplendidamente los años, un degustar añejo, un regreso a un lugar que te gustó de vacaciones, un beso a una antiguas novia a la que guardas cariño pero con la que no te irias a pasar la noche, una delicia que es mejor comer a escondidas de ti mismo, de poco en poco, para que dure, y que cuando se acabe no repetirás.

"Tu amor es Cuba con barba, una imprenta de diez peniques con aliento a ron.
Tu amor es béisbol de pajarita tocando mandolinas al ritmo de Brahms.
Tu amor es 14 gatos hollándome el cerebro.
Tu amor es gin rummy y fanáticos mojigatos que venden panfletos en East First.
Tu amor es un hecho a medida en una celda solitaria.
Tu amor es el irse a pique de los barcos, el torpedo de la duda.
Tu amor es vino y el pintar y pintar de Picasso.
Tu amor es un oso dormido en el sótano de Moulin Rouge.
Tu amor es una torre rota alcanzada por el rayo de Eiffel.
Tu amor vaga por las colinas y asciende montañas y lanza rusos a la luna."

Puntuación:.....en este caso sería un insulto, un exceso de soberbia puntuar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...