domingo, abril 11, 2010

Sobre Guillermo Zubiaga


En los cómics X-Force -origen de la taquillera película 'X-men'- se pueden percibir ciertos guiños vascos, como imágenes de la ermita de Gaztelugatxe o frases en euskera. Pistas que dejó Guillermo Zubiaga en su etapa como ilustrador en la afamada editorial norteamericana Marvel. Este artista baracaldés de 38 años siempre tuvo la ilusión de dibujar, pero nunca pensó que lo haría en el extranjero. «Los que me conocen me decían que nunca me iría a vivir fuera», recuerda. Se equivocaron. Nada más cumplir la mayoría de edad, él y sus padres decidieron que Texas era un buen lugar para hacer el COU. Con un inglés básico, se zambulló en la profunda América para convivir con una familia de intercambio. Así empezó la aventura por Estados Unidos, donde ha decidido hacer su vida. Y no le va mal.

Al regresar de Dallas, a Zubiaga le surgió la oportunidad de estudiar Bellas Artes en Inglaterra. «Ya estaba matriculado, pero a los dos meses me mandaron una carta para decirme que no me podían admitir». El destino le llevó de nuevo a cruzar el charco. Un amigo suyo, profesor en la Universidad de Siracusa, le animó a hacer las maletas y marchar a Nueva York. «Pasé todo el verano trabajando para pagarme el billete», recuerda. Lo consiguió y despegó rumbo al mayor centro financiero y comercial de EE UU.

Antes de graduarse, encontró trabajo en un estudio local de dibujos y animación, llamado Animotion Inc.. «Me quedé un año después de licenciarme. Pero Siracusa se me quedó pequeña, así que decidí probar suerte en Nueva York para expandir mis opciones profesionales». Su idea era hacerse un hueco en el mundo de la animación y contaba para ello con un amplio abanico de contactos. «No lo logré», confiesa este baracaldés. Pero no tiró la toalla, y por medio de un conocido se introdujo en la compañía Marvel. «Fue entonces cuando empecé a apañármelas como dibujante de fondos. En 2003 comencé las tareas de entintar para las editoriales Dark Horse y The Romp de Image».


Viñeta del comic "HellHole #1". A la derecha poster del puente de Balmaseda con el apellido del autor y cartel de Negu Gorriak.

En la Gran Manzana descubrió lo satisfactorio que era hacer proyectos como ilustrador gráfico. «En animación se tarda un mes para hacer una escena de cinco minutos. En el cómic los resultados son mucho más rápidos». Una velocidad que se deja sentir a diario. Más aún en la industria del cómic, donde los trabajos deben estar hechos 'para ayer'. «El ritmo de vida es acelerado. Así que preparo cosas para el momento y con previsión a largo plazo», admite.

Siempre trata de moverse en distintos ámbitos profesionales para no quedarse atrás. De hecho, hace poco publicó el primer cómic vasco en el mercado norteamericano, titulado 'Joanes edo Euskal balezalea', sobre un pescador de ballenas de Orio que falleció en Canadá. Es su particular contribución «a la parte épica de la historia vasca». Pero su versatilidad no acaba ahí. Zubiaga ha dejado su sello en camisetas como creador gráfico para empresas neoyorquinas, y ejerce de profesor de Arte e Historia en una universidad privada de Brooklyn.

Desde que aterrizó en EE UU, hace ya 19 años, el país ha experimentado una metamorfosis. «Ahora en cualquier esquina encuentras a alguien hablando español. Antes eso no ocurría. Es cierto que Nueva York no es el arquetipo de América, porque aquí cualquier inmigrante puede abrirse camino sin ni siquiera saber inglés. Es una ciudad muy curiosa. Me pasó un día que en pleno barrio de Chinatown estaba conversando con un amigo en euskera y apareció un chico de Madrid que nos entendía», relata como anécdota.


Viñeta del comic "HellHole #1". En la puerta un cartel de Negu Gorriak.

Nunca ha perdido sus orígenes. De ahí que a los 15 días de aterrizar en la Gran Manzana buscase el centro vasco, donde organizó una salida para ver un partido del Athletic. No fue el único encuentro. «Conocí a mi mujer en la Euskal Etxea de Nueva York. Ella es estadounidense, pero su padre es de San Sebastián». A sus hijos también les trata de inculcar su lugar de pertenencia al hablarles en euskera. Sin embargo, Zubiaga admite que no «te puedes automarginar y crear un gueto euskaldun». Él se ha adaptado al estilo de vida norteamericano. Y durante seis años se ha mudado por distintos distritos de Nueva York: Manhattan, Queen y Brooklyn.

En la actualidad reside en Long Island, una isla al este del estado de Nueva York, más tranquila y con los típicos chalés que aparecen en las películas americanas. «Mi mujer y yo creímos que era mejor ambiente para criar a nuestros hijos. Tenemos la playa muy cerca y a veinte minutos me planto en medio de la Gran Manzana». Tan rápido no puede volver a Euskadi. Algo que sí le gustaría, aunque ha sabido hacerse un hueco en EE UU. «Nunca se sabe las vueltas que da la vida. Lo que tengo claro es que no he perdido mi cordón umbilical. Y en la medida de lo posible estoy muy al tanto de las noticias de allí. Además, lo bueno de vivir en la época actual es disponer de Internet y mantener un contacto diario con la gente que quieres».

Fuente:
elcorreodigital.com

La imagenes son cogidas de la web de Negu Gorriak y de euskosare.org.

Mas sobre su obra y demás aqui:
http://librosmorrocotudos.com/?p=1338

Y aqui:
http://www.euskosare.org/abangoardia/guillermo_zubiaga_entrevista_joanes_balezalea_septiembre_2009

Y aqui:
http://www.guillermozubiaga.com/Deia_2.PDF

Y aqui:
http://www.negugorriak.net/euskara/berriak/enoticias104.htm

Y aqui:
http://www.guillermozubiaga.com/zubiaga.pdf

Y aqui:
http://www.buber.net/Basque/Features/Interviews/guillermo.zubiaga.php

Y en la tele aqui en español:
http://www.youtube.com/watch?v=M498N80SvUA

Y aqui en euskera:
http://www.youtube.com/watch?v=TBp8xNBgJz4

1 comentario:

Amaia Ballesteros dijo...

Sana envidia que tengo.
Se lo ha currado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...