lunes, septiembre 27, 2010

Psicología infantil

La mayoría de la gente considera hoy en día que pegarle un tortazo a un niño no es apropiado.

Yo he probado otros métodos para controlar a mis hijos cuando tienen "uno de esos días" y uno que me resulta muy efectivo es simplemente llevar al niño a dar una vuelta en coche.

Durante el rato que dure la vuelta, no hablamos y le dejo tiempo para que reflexione sobre su comportamiento.

No se si se trata de las suaves vibraciones del vehiculo mientras se desplaza, o simplemente el hecho de que el niño se aleja por un rato de las distracciones habituales: tele, videojuegos, PC, etc. El caso es que mis hijos, después de la vuelta en coche, están muchísimo mas tranquilos.

Aquí os dejo una de las fotos que hice durante una de estas sesiones, por si quieren imitar la técnica.

3 comentarios:

Namasté dijo...

Jajajaja!!
No tengo hijos pero, puede ser una buena sugerencia para mis vecinos que, viven con un "franquito", que les tiraniza todas las horas del reloj.

Avershiasisekhalma. Diosa hindu de la Serenisima Traankhilidaah.

Un saludete.

lokodatar dijo...

Pués ya sabes, a darse una vueltecilla...¡¡¡

lokodatar dijo...

Pués ya sabes, a darse una vueltecilla...¡¡¡

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...