jueves, octubre 14, 2010

El cómplice

Me crucifican y yo debo ser la cruz y los clavos.
Me tienden la copa y yo debo ser la cicuta.
Me engañan y yo debo ser la mentira.
Me incendian y yo debo ser el infierno.
Debo alabar y agradecer cada instante del tiempo.
Mi alimento es todas las cosas.
El peso preciso del universo, la humillación, el júbilo.
Debo justificar lo que me hiere.
Soy el poeta.

Jorge Luis Borges

1 comentario:

David dijo...

Pues sí. Y como se suele decir en un estilo más coloquial... no hay más ciego que aquel que no quiere ver (o algo parecido). Gracias.
Un saludo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...