lunes, diciembre 13, 2010

El experimento ruso del perro sin cabeza



La historia detrás de estas imagenes es más o menos la siguiente: a principios de la década de 1920, un científico ruso llamado Sergei Brukhonenko habría sido capaz de cortar la cabeza de un perro, y mantenerla viva.

En esa época ya existían evidencias de que una cabeza seccionada mantenía “cierta actividad” relacionada con la vida durante unos cuantos segundos después de ser cortada. Brukhonenko se dedico a extender este tiempo.

El video siguiente muestra la forma en que, aparentemente, lo logró. Básicamente, una maquina se encarga de hacer circular sangre fresca por la cabeza seccionada, al tiempo que retira la sangre sin oxigeno.

Teneis el video aqui.


Puede verse como la cabeza reacciona a diferentes estímulos, incluso abriendo los ojos y la boca. Según la historia, Brukhonenko presentó sus experimentos en una conferencia internacional sobre fisiología en 1928.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...