miércoles, enero 12, 2011

Burbujas de cristal para proteger a los fumadores en Japón


Fumar en Japón es una odisea. Algunas ciudades como Tokio han prohibido hacerlo incluso en la calle. Quienes quieren echar un pitillo han de acudir a una especie de cabinas distribuidas por la vía pública que dan un servicio parecido al que se ha eliminado de los aeropuertos españoles. Hay bares que han instalado campanas extractoras de humos similares a las de la imagen. Con estas y otras medidas, como una buena educación social, la población fumadora se ha reducido a la mitad en cuarenta años, hasta llegar al 23,9%.

Fuente:
elcorreodigital.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...