lunes, marzo 28, 2011

Sobre Anthony Robles

Anthony Robles es la última sensación del deporte estadounidense, y con razón. Acaba de proclamarse campeón universitario de lucha libre en la categoría de 55 kgs. y lo ha hecho invicto, cerrando su temporada con 36 victorias por ninguna derrota. Algo sobresaliente si tenemos en cuenta que nació sin la pierna derecha y que combate contra oponentes que tienen las cuatro extremidades.


Hace tiempo que Robles está considerado como uno de los mejores luchadores de la NCAA, y su rosario de resultados no hace sino confirmar su excelencia: 5º en el Mundial junior, 4º en el campeonato universitario de hace dos años, 7º la temporada pasada y campeón ésta. Una sorpresa para el gran público, pero no para quienes le conocían con anterioridad. Por algo uno de sus apodos es 'Braveheart'.

Robles, de 22 años, nació incompleto en 1988. Ninguna ecografía había revelado la carencia de su pierna; aún hoy el motivo es un misterio. A los tres años le pusieron una prótesis a la que nunca se adaptó. Cuando cumplió los siete decidió que prefería andar con una sola pierna a hacerlo con una ortopedia con la que no se sentía a gusto.

Muy activo, practicó diversos deportes, entre ellos el fútbol americano, pero fue en la lucha libre, en la que le inició su primo, donde encontró el terreno idóneo para florecer como atleta. Su técnica es muy eficaz: nada más comenzar la pelea, la lleva a su terreno echándose al suelo. Allí las piernas pierden importancia y eso le permite equilibrar fuerzas con sus oponentes. Tiene el torso de un toro y una fuerza descomunal. Y, sobre todo, un espíritu indomable, como ilustra una anédcota en especial. Cuando estaba en la escuela secundaria de Mesa High –permaneció dos años invicto, cerrando un balance de 46 triunfos– el entrenador, descontento con el rendimiento del equipo, les hizo dar vueltas a la pista cargados con un saco de 9 kgs. La orden era general, pero no pensaba en Anthony cuando la pronunció. Para su sorpresa, Robles cargó el saco y comenzó a desplazarse, botando sobre su única pierna. Cayó a los pocos metros, pero volvió a levantarse. Así una y otra vez. Ninguno del resto del equipo fue capaz de protestar ante semejante ejemplo de coraje.


Aunque parezca mentira, su éxito también despierta suspicacias: hay quien argumenta que su superioridad se debe, precisamente, al hecho de que le falta una pierna, porque su categoría de peso real sería superior en caso de tenerla, así que pelea contra chicos que en realidad son más livianos y tienen menos fuerza en el tronco. Ahora que ha terminado su periplo académico en Arizona State asegura que dejará atrás su carrera como luchador y que quiere ayudar con su ejemplo a los más jóvenes ya que espera graduarse en mayo y dedicarse a dar discursos en público.

Fuentes:
mundodeportivo.com huffingtonpost.com
elcorreodigital.com
usatoday.com

Teneis el video íntegro con su victoria en la NCAA Wrestling National Championships Division 1 vs. Matt McDonough aqui.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...