jueves, mayo 12, 2011

Artista chino condenado por practicar sexo en su última obra Art Whore

«La tendencia popular de la comercialización del arte no es más que un intercambio sexual con fines comerciales», afirmó Cheng Li para justificar su última y polémica creación que lleva por título “Art Whore”. Se trata de una performance en la que el propio artista mantiene relaciones sexuales en la terraza y en el sótano de la sala de exposiciones, y por la que ha sido condenado a un año de trabajos comunitarios. El polémico arresto no sorprende teniendo, más teniendo en cuenta, que durante los últimos años el gobierno chino ha cerrado más de cien mil webs y arrestado a miles de personas relacionadas con la exhibición de sexo explícito.





Fuente:
orgasmatix.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...