miércoles, noviembre 16, 2011

El temor de un hombre sabio


Sabes una cosa, estos últimos días, mientras me metía entre pecho y espalda las 1200 páginas de la segunda entrega de las Crónicas del Asesino de Reyes, comentaba a quien me escuchaba, quisiera o no, que no estaba seguro de si me estaba gustando o no el libro.

Una vez que lo he terminado anoche he de decir que si, que me ha gustado mucho.

La cosa es que el amigo Rothfuss escribe como los angeles, esa es la clave del asunto, lo que hace que te puedas pegar una panzada a leer sin que pase realmente nada importante en la vida de nuestro prota, Kvothe. Doscientas páginas (mas o menos) por ejemplo de inicio en la Universidad, dando vueltas de nuevo a personajes e ideas del primer libro, sin aportar nada realmente novedoso a la historia, pero escritas de tal manera que es una gozada acompañar en el dia a dia al pelirrojo, en su costumbrismo fantástico.

Ahí es donde se demuestra que el cuentacuentos clásico que es Rothfuss sabe escribir, porque jugar a la liga de impresionar en cada capítulo no es lo suyo, con elfos, dragones o enanos y trolls, jugar a la liga de matar gente de manera sorpresiva y/o abusiva para nuestro deleite no es de lo que se ocupa este señor, a este le gusta la pausa, la delicia de lo asombrosamente sencillo, brillante por si mismo sin efectos especiales,la fantasia clásica de toda la vida presentada como actual para engañarnos con facilidad pasmosa.

De ahí que una vez que por circunstancias nuestro amigo Kvothe sale al fin de la Uni, el libro gane enteros conforme pasamos páginas, pese a ciertos (abundantes en demasía) pasajes con relatos alrededor de la hoguera con los mercenarios en el bosque de Eld, que pese a todo se pueden obviar, disfrutando como disfrutamos con el chaval primero en la corte de Severen, luego en el mencionado bosque de Eld cuando Kvothe va a comenzar a crecer a ojos vista en modo jefe de partida de caza al hombre, para seguir en su crecimiento personal tras su encuentro cn Felurian primero y sobre todo, en la que para mi ha sido la mejor parte del libro con diferencia, en su estancia como alumno en la escuela de los Adem, cuando tratará de ganarse el rojo ante un pueblo que le odia. Si hasta aquí te había parecido exagerado el amigo Superkvothe no has visto nada.

Luego el buen regreso con encontronazo salvaje incluido y la liquidación con el Maer, el delicado y delicioso retorno al hogar, y por supuesto siempre de por medio la señorita Deena y el amor imposible y a esperar unos años.

Porque sí, eso es loque me pasa, que voy a tener que esperar, y me jode, porque si al principo no sabía si me estaba gustando o no el libro, te puedo asegurar una cosa, y es que al final me ha gustado mucho, muchísimo, Divina pareja...¡¡¡ Como escribe este cuentacuentos...¡¡¡

Puntuación: Con voz nítida digo: "Hago esto para que escuches y no te quepa duda alguna, un hombre sabio contempla con temor la noche sin luna"

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...