viernes, enero 27, 2012

Warrior, la pinicula

Muy bien me lo he pasado la verdad viendo las magníficas hostias como panes que se dan, sin dejarse nada para mañana, las gentes que combaten en esta pelicula en aquello que se ha venido a llamar Artes Marciales Mixtas, muchas veces confundidas para su desgracia con el impuro Vale Todo.


Dramón familiar con mayusculas, hábilmente recreado al mas puro estilo yanki, (que buenos son vendiendonos la moto con este tipo de historias), por el joven director Gavin O’Connor, que se suelta la melena demostrando ser bueno en lo suyo, con la historia de un torneo, (de las mencionadas Artes Marciales Mixtas), que se inventa un tio con mucha pasta, al que habrán de ir los 16 mejores del mundo mundial en la disciplina, tratando de llevarse a la saca el mayor pastizal jamas visto en un premio deportivo, a años luz del siguiente, yendo al todo o nada en un fin de semana en la jaula, donde solo uno de los participantes levantara el brazo al final...

Dramón familiar con mayusculas, con su kilos de lagrimeo y barniz del bueno y del malo, para contarnos la vida y milagros de un padre y sus dos hijos, una maquinas de repartir estopa en diferentes niveles, estilos y épocas, que llevan años separados a cara de perro y mas y que, por las circustancias que nos ocupan, volveran a verse las caras, tras llevar vidas que no podrían ser mas diferentes, y asi poder lanzarse los demonios unos a otros, mientras se acerca el fin de semana del combate estelar entre los mejores de los mejores.


Peliculón si hablamos de las escenas de lucha, narradas con brio inusitado, con maestria, con un ritmo y una intensidad que te meten en las peleas, espectaculares mayormente y que solo por estas hacen bueno el visionado. Pero es que ademas la historia mola, vista y oida seguramente, pero bien contada como pocas veces en este campo de la lucha, lo cual va redondeando la cosa, cosa que acaban de rematar los acertados interpretes, que cumplen sobradamente en su oficio, con un Tom Hardy que es de dar miedo y una nominación al Oscar de Secundario para este 2012 al viejo gran Nick Nolte haciendo de padre, lo cual da brillo y reconocimiento a la película mas allá de la temática deportiva. Y cuidadin, que igual hasta se lo lleva...

Puntuación: Sobresaliente

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...