lunes, marzo 12, 2012

El nuevo diseño del ciudadano español

Un viejo chiste contaba –con múltiples variantes- algo así como que el cielo es un lugar donde la policía es británica, los cocineros franceses, los mecánicos alemanes, los amantes italianos y la organización suiza. El infierno, en cambio, es un lugar donde la policía es alemana, los cocineros británicos, los mecánicos franceses, los amantes suizos y la organización italiana. Muchas cualidades y defectos habría que añadir al mundo de nuestros días. Los empresarios españoles (apoyados naturalmente por su correligionario, el PP) ya han encontrado sus modelos de excelencia y nos están diseñando uno perfecto para los ciudadanos de este país.


Juan Roig, Presidente de la cadena de supermercados Mercadona, dice que “los chinos dan lecciones de esfuerzo”. “En España ya hay 7.000 bazares chinos que nos causan una gran admiración y estamos aprendiendo de ellos”, explica encantado Roig. Pequeños negocios familiares donde se acarrean a mano las mercancías, se come y se duerme en el local, para estar abiertos casi todo el día, con una productividad estupenda.

Tanto es así que un empresario autónomo asturiano, Juan Antonio Álvarez, inicia con gran entusiasmo una huelga a la china para sacar adelante su negocio de óptica: estará 24 horas en la tienda, a dieta de arroz, manzanas y agua.


Los empresarios españoles ven también con muy buenos ojos al trabajador asalariado chino, en el tajo de sol a sol por una miseria de sueldo y sin derechos laborales, ni siquiera el cívico de protestar. Lo mismo que el PP que nos ha aplicado una reforma laboral del Siglo XXI, dice. Es decir, a la china.

El director de fabricación de Ford España ha puesto sus ojos en las vacaciones: en las de los japoneses que trabajan 20 días más al año que nosotros, dice. En su opinión las vacaciones de los españoles son “excesivas” –algo que no avalan los datos: trabajamos más horas que la mayoría de los europeos-. El bueno de Adés, que así se llama el gerifalte de Ford, ha añadido que la mano de obra española es cara (a pesar de cobrar los sueldos más bajos de la UE15) y que “habrá que trabajar más por menos”. Quien obtenga un empleo, vamos, que el gobierno no tiene ya ni pudor en decir que nos disponemos a llegar a los 6 millones de parados este año.

Para el modelo de educación y sanidad nos vamos al norteamericano, las hay para quien las paga. La Universidad es solo para ricos o para quien acepte endeudarse con un banco de por vida.

En cuanto a la mujer, el PP se inclina por el modelo afgano. Abrir las piernas, parir, cuidar de la prole y callar ante los palos. Salvo las ricas, temerosas de dios, y trepas, que llegan a altos cargos.


Entretanto, la gasolina en un récord de 1,44 euros. Como en Europa, nos dicen. Solo que en Europa ganan el doble y el triple que nosotros.

El modelo informativo se acercaría al de Venezuela o Ecuador: la opinión del gobierno y palo y tentetieso a la disidencia. El chino ya sería el ideal: solo propaganda y censura.


Este es el “infierno” que nos diseñan los poderes, pero también hay un “cielo”. Parece que está en el Norte. Finlandia ha elaborado una nueva reforma laboral que es justo al contrario de la española de Rajoy, pese a que allí también cuentan con un gobierno conservador. Protección a los trabajadores y a los parados cuyo subsidio aumenta. Crece también la ayuda a la vivienda (que allí tienen). Y cuando se usa la cabeza y la justicia social resulta además que el país crece cerca del 3% y apenas tiene desempleo.

También podríamos adoptar el modelo finlandés de educación que, con su apuesta por la pública, registra los mejores resultados mundiales. En general cualquier país escandinavo nos sirve: civismo, menores desigualdades salariales (aunque se premie la preparación y el esfuerzo) y también entre mujeres y hombres, proyectos de desarrollo pensados. El de su “gasto” (inversión) social que también comparten Francia o Alemania aún.

Incluso está por allí arriba el ejemplo de cómo salir de la crisis ecónomica (hablo también de un crecimiento del 3%) y de la democrática: Islandia lleva a juicio a los responsables de su bancarrota.

El nuevo diseño del ciudadano español pergeñado por el PP y los empresarios elige lo peor de cada casa. Con un desparpajo que nos deja atónitos (a los que pensamos naturalmente). Hay otro, el que optaría por lo mejor de cada país, pero se precisa saberlo y defenderlo, el diablo (español en organización, educación y egoísmo) no tiene piedad con quienes se lanzan ciegos a las llamas… aunque paradójicamente ardan además en los fríos hielos de Laponia adonde otro listo nos quería mandar. Lo cual igual no estaba tan mal, porque -educados- regresaríamos a España a correrlos a gorrazos (con perdón).


Fuente:
rosamariaartal.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...