viernes, agosto 17, 2012

El Ángel de la Muerte: El Fín de los Días de Steve Alten

Lo ha vuelto a hacer.

Este Steve Alten me desconcierta.

Cada vez que me acerco a un libro suyo, se que voy a leer lo que denomino thriller-basura, y poco a poco me he dado cuenta de que no soy justo con él denominandolos así, ya que una y otra vez me entretienen como pocos, con lo que el asunto se cae por su peso, sabueso. Además y dandole a César lo que es de César, he leido muchos otros textos que podría incluir e incluyo bajo la mencionada denominación y mayormente no le llegan a la suela de los zapatos.

Su saga de los tiburones no tiene parangón pese a ser una aunténtica flipada, en su saga del testamento maya dió un paso adelante, y añadió elementos mas serios y trabajados a su habitual y alocada acción desbordante.

Y en este, Grim Reaper en inglés, traducido como La Parca, ese esqueleto con guadaña que ninguno queremos ver demasiado pronto,y que es un protagonista más de este libro, avanza de nuevo, para darnos su más ambiciosa, su más completa, su mejor obra hasta el momento, yendo más allá de su temática principal, la pesta suelta una vez más en nuestro mundo, concretamente en la neoyorkina isla de Manhattan, que vemos retroceder siglos minutos a minuto a ojos vista mientras el contagio virus avanza raudo, imparable , demoledor.


Varios personajes que ven como a tiempo real su vida, las vidas de todos los que les rodean y de los que no, cambian para siempre, cuando un científica a la que literalmente se le ha ido la olla, suelta algo que ni puede ni quiere controlar. Con este vehículo conducido con el piloto autómatico que le dan prácticas anteriores, novelas anteriores, Alten se dedica a jugar a autor completo, y se mete de lleno a buscar vinculos socio-político-económico-conspirativo-cabalistos en este, nuestro mundo actual, el que fué y el que vendrá, dandonos sinceramente un lectura de lo más entretenida, siendo capaz de meter en un mismo parrafo una crítica a Dick Cheany, otra al mismisimo Noé y un abrazo a Greenpeace, por poner un ejemplo apróximado.

Y es que mientras no da cursillo de Cábala y esoterismo, reparte cera por doquier, contra los que gobiernan realmente el mundo, principalmente contra su propio gobierno, contra los que es simple y llanamente despiadado a la hora de sacar esqueletos del armario, esqueletos que en el resto del mundo conocemos muchos, aunque otros muchos no, y en Estados Unidos probablemente muchos no conozcan y otros muchos no quieran hacerlo.

En definitiva, una vez más entretenimiento puro y duro del que nos suele dar Alten, pero en un libro diferente, ya que se suelta la melena abarcando mucho, pero mucho más de lo que suele, entre interesante, crítico y certero.

Puntuación: Sobresale en lo suyo.
Pena de una portada horrible, y una mala traducción del título original, que unidos echaran a más de uno pa´trás, limitando los posibles compradores de este texto a los habituales de este autor, que por otra parte son legión.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...