sábado, septiembre 08, 2012

Una lección de propaganda

“Al Estado y la nación le interesa fundamentalmente que el pueblo no caiga en la garra de maestros malos, ignorantes y de aviesas intenciones. Por consiguiente, debe vigilar la educación popular, evitando que la misma sea encargada erróneamente, cumpliéndole también seguir de muy cerca las actividades de la prensa en particular, porque su influencia sobre los hombres es la más poderosa y penetrante de todas, ya que su acción no es transitoria sino continua. La inmensa importancia del periodismo reside en la uniformidad y persistente repetición de su prédica. Si el Estado tiene un deber que cumplir, él consiste precisamente en no olvidar que todo lo que haga, sea lo que fuere, no puede tener sino una única y exclusiva finalidad; en no consentir, deslumbrado por los fuegos fatuos de la ‘libertad de imprenta’, en que se lo llevó por extraviados derroteros ni en que se le persuada para que olvide sus obligaciones y permita la retención de los víveres que la nación necesita para conseguir su bienestar. El estado debe empuñar las riendas de este instrumento de educación popular con absoluta determinación, poniéndolo a su servicio y al de la nación.”

“¿A quién debe dirigirse la propaganda? ¿A los intelectuales o a la masa menos instruida? ¡Debe dirigirse siempre y únicamente a la masa! (...) La tarea de la propaganda no consiste en instruir científicamente al individuo aislado, sino en atraer la atención de las masas sobre hechos y necesidades. (…) Toda propaganda debe ser popular, y situar su nivel en el límite de las facultades de asimilación del más corto de alcances de entre aquellos a quienes se dirige. (…) La facultad de asimilación de la masa es muy restringida, su entendimiento limitado; por el contrario, su falta de memoria es muy grande. Por lo tanto, toda propaganda eficaz debe limitarse a algunos puntos fuertes poco numerosos, e imponerlos a fuerza de fórmulas repetidas, por tanto tiempo como sea necesario, para que el último de los oyentes sea también capaz de captar la idea.”

Fragmentos de Mein Kampf (Mi lucha) de Adolf Hitler.





2 comentarios:

Intruso dijo...

Si todo ese poder se hubiera usado para el bien...

lokodatar dijo...

Ya t digo, esas ganas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...