jueves, noviembre 29, 2012

Buda en el ático de Julie Otsuka



De un tirón se lee esta corta novela, que alegrías no te va a dar como se supone vista al sipnósis, y que nos cuenta la odisea de mogollón de mujeres y/o niñas japonesas que emigraron a Yankilandia en modo caravana de mujeres y que, una vez allá encontraron lo que buscaban en algunos casos aunque mayormente no.

Contexto histórico fiel, de un enorme pais en crecimiento, en el que nunca fueron bien miradas estas mujeres luchadoras que llovieron desde Boston a California, que además habrán de encontrarse una vez instaladas con menor o aún menor fortuna, con una guerra global en el que su pais de origen es el contrario.

Narrada con brio, de recibo es destacar el original y eféctivo metodo que usa la escritora para hacernos llegar este multiple testimonio, poniendonos siempre en la mente de una mujer japonesa cualquiera, que habla por todas, mientras nos cuenta sus propias experiencias y las del resto del grupo o allegados.

Puntuación: Notable

Como muestra un botón:

"En el barco no podíamos saber que cuando viéramos a nuestros maridos por primera vez no tendríamos ni idea de quiénes eran. Que el grupo de hombres con gorras de ganchillo y abrigos negros harapientos no se parecían en nada a los jóvenes apuestos de las fotografías. Que las fotografías que nos habían enviado eran de hacía veinte años. Que las cartas habían sido escritas por personas distintas a nuestros maridos, profesionales con una caligrafía hermosa cuyo trabajo consistía en decir mentiras y ganarse corazones. Que cuando oímos pronunciar nuestros nombres por vez primera desde el otro lado del puerto, una de nosotras se taparía los ojos y se daría media vuelta – quiero volver a casa -, pero el resto de nosotras agachamos la cabeza, nos alisamos el kimono, descendimos por la rampa y nos encaramos a un día templado. “Esto es América – nos decíamos -, no hay por qué preocuparse”. Y estábamos equivocadas."

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...