jueves, noviembre 29, 2012

Hokusai y Dalí o Dalí y Hokusai

Se da la casualida de que entre esta y la pasada semana me he empujado un par de interesantes cómics de dos famosos pintores con muchas mas cosas en común de lo que podría parecer en un principio, pese a ser de estilos, paises y épocas que por razones obvias nada tienen que ver entre si.

La cosa es que una vez leidas las dos obras que nos ocupan en inevitable establecer ciertos paralelismos entre dos grandes genios pictóricos, como veremos tras hablar de estos buenos cómics cuasidocumentales, biopics que se dice ahora.

  
Comencemos con el primero que cayó, el innegablemente interesante a priori Dalí de Baudoin.

Nos dice la bilbaina editorial Astiberri, en la ficha de su web, que con motivo de la gran exposición retrospectiva sobre la obra de Dalí que se inauguró en París el 21 de noviembre, el Centro Pompidou invita a Edmond Baudoin, uno de los más prestigiosos autores de cómic europeo, a reflexionar sobre el pintor, asi que este, al que de inicio no le gusta el amigo Salvador, se mete ni corto ni perezoso en el entuerto de dibujar algo al respecto, supongo que por una buena pasta, y lo que le sale es un más que interesante documental, sellado por su reconocible estilo fajado en al novela gráfica de calidad, en el que cual profundiza en el día a día del genio, siguiendole a traves de fechas y sucesos o anécdotas importantes en su vida, por el contenido artístico, social o la huella personal que dejaron al hombre que se enamorara locamente de Gala.


Interesante por la tanto por motivos varios, ya seas fan de la obra de Dalí y quieras saber mas al respecto, o quieras conocer el cómo y el porqué de tal cuadro, o tratar de acercarte a la extraña persona y extraño personaje que era este, el primer gran artísta global en cuanto a lo comercial de su día a día, un genio que fué mas genio que nadie y que nunca, por ser el primero y más osado, llamando la atención sobre lo que hacia en todo momento y convirtiendose él mismo en una obra de arte, siempre por la pasta, el reconocimiento y la busqueda de un estilo y unos limites a los que nunca parecía llegar, con el tormento que esto le pudo suponer a la persona.

Por supuesto, y de esto no tengas ninguna duda, también te puedes acercar a esta lectura buscando el buen hacer habitual de Baudoin, que no defrauda, jugando con el trazo de su pincel página tras página, reinterpretando las obras de protagonista a su aire, pero sin perder un ápice de fidelidad, mientras se incluye como dubitativo personaje narrador de la obra, que descubre lo enorme del famoso artistas a la vez que el lector, lo cual le añade un toque de proximidad y humanidad al conjunto.

Y por supuesto, si no has leido nada de Dalí, ni sabes nada de su obra y milagros, o desconoces el buen hacer del señor Edmon, este es igualmente un buen momento.

Puntuación: Notable


Seguimos con el, grata sorpresa ha sido, Hokusai de Shotaro Ishinomori, autor desconocido para un servidor, que sin embargo es de reconocido prestigio en el pais del sol naciente, y que nos trae mas de 600 jugosas páginas con la vida, obra y milagros del conocido pintor japonés, considerado uno de los más influyentes de todos los tiempos allá, y en algunos lugares de por acá.

Estamos en la legendaria Era Edo japonesa, en el caso de la vida del artísta medio siglo antes y medio siglo despues de 1800, donde un chaval de origen humilde sueña con dibujar y dibuja hasta soñando, mientras trata de medrar avanzando en su destino complicado, que parece no ha de llevarle por cuna por el camino del arte, absorbiendo como una esponja los estilos de todos los maestros del dibujo que le rodean, queriendo por encima de todo encontrar su propio estilo.

Vemos dibujar y dibujar a nuestro prota cuando crece, siendo este un punto a tener en cuenta en el tebeo, ya que funciona a las mil maravillas, pese a centrarse unicamente en él, como fresco costumbrista de aquellos años que nos ocupan, con sus lugares y sus gentes.

Y llega un momento en el que el amigo comienza a ganarse una cierta popularidad con sus dibujos e historias folletinescas y....

Personaje antes que persona, Hokusai, el Viejo Pintor Loco, se vendió a si mismo y a su obra como nadie nunca había hecho antes en ningún lugar del mundo mundial, que para él y los que le rodeaban era el Japon no globalizado de entonces, mientras dejaba de lado sus obligaciones familiares y demás, viviendo la vida loca.



Interesante lectura por la tanto por motivos varios, ya seas fan de la obra de Hokusai y quieras saber mas al respecto, o quieras conocer el cómo y el porqué de tal cuadro, o tratar de acercarte a la extraña persona y extraño personaje que era este, el primer gran artísta global en cuanto a lo comercial de su día a día en el lejano Japon de la Era Edo, un genio que fué mas genio que nadie y que nunca, por ser el primero y más osado, aquel que cambió varias veces de nombre y residencia mientras la fama le perseguía, dibujó cientos y cientos de folios, cuadros, murales o libros entre otras cosas, por favores, por dinero, por fama o por fardar, reflejó en su famoso Hokusai Manga el día a día del Japon de su época en sus insuperables 15 volumenes, y todo ello mientras follaba y follaba como si el mundo se fuera a acabar mañana. Un crack adelantado a su época que sin enbargo siempre estuvo poseido por la hambrienta busqueda de ese, su estilo personal.

Por supuesto, y de esto no tengas ninguna duda, también te puedes acercar a esta lectura buscando el buen hacer de Shotaro Ishinomori, que no defrauda, entregandonos un cómic adulto, un estupendo seinen cercano a un gegika, con un dibujo fiel a su estilo clásico, sencillo que no simple, trabajado y magnífico en lo narrativo, comportandose como un docudrama que no pierde la fuerza ni el norte en ningún momento.

Mención especial, (ademas de la imbatible relación precio-calidad con más de 600 páginas de buen cómic por 15 eurillos de ná en este caro y duro mercado de nuestra afición), merecen las trufas que pueblan el tomo, que nos dejan ver piezas que fueron dibujadas por este especial, gigantesco Hokusai, y que nos hace ver como hace 200 años este tio tenía que ser visto muy, pero que muy arriba.

Puntuación: Notable





No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...